Ir al contenido principal

El templo del perro

letrastereo_temple_of_the_dogPuro culto
En Seattle, a comienzos del 1991, estaba a punto de estallar una olla con algo que llamaron los críticos de la música como Grunge. Antes que ese verano llegara con provocada con el "Nevermind" de Nirvana, se grabó otro disco que ha sido considerado de culto para el mencionado subgénero, "Temple of the Dog". 

Esta producción fue cocinada en homenaje al cantante Andy Wood, admirado en el circuito de Seattle por su trabajo con la banda Mother Love Bone. Los autores de este recordatorio fueron Chris Cornell y Matt Cameron de Soundgarden, y Jeff Ament y Stone Gossard, ex-compañeros del fallecido Wood. Pero el equipo de cocina estaba incompleto y para ello reclutaron a Mike McCready, y a un tal Eddie Vedder proveniente de San Diego, California, quien venía en calidad de "practicante" y en período de prueba para futuras creaciones.

El trabajo "Temple of the Dog" dejó muy buen sabor de boca a todos sus creadores e inspiró la inmediata formación de Pearl Jam. En tanto Chris Cornell y Matt Cameron cocinaron "Badmotorfinger", un caldo contundente que dio a conocer fuera del underground a Soundgarden. No obstante, "Temple of the Dog" estuvo en la nevera mientras sus integrantes se dedicaron a estas nuevas recetas. 

En 1992 Pearl Jam y Soundgarden estaban teniendo un enorme éxito de crítica y de comensales con "Ten" y el mencionado "Badmotorfinger", hecho que aprovechó la cadena A&M para relanzar "Temple of the Dog". "Hunger Strike" (huelga de hambre) fue el primer y único mordisco en forma de videoclip, suficiente para hacerse devoto al "Templo del Perro". Para quienes ya estábamos enganchados a Pearl Jam y/o Soundgarden fue la gran guinda del pastel Grunge.

Ahora con los canales de vídeos online los devotos tenemos la oportunidad de seguir saboreando momentos con "Temple of the Dog". En 2011 en la gira 20 aniversario de Pearl Jam, el grupo de Seattle quiso recordar esa grabación que fue importante para cimentar su exitosa carrera. Matt Cameron desde 1998 es uno más de los Jam, después de la disolución de Soundgarden. Entonces sólo hacía falta traer a mister Cornell. 

Aquí una de esas degustaciones con "Temple of the Dog" veinte años después.





Por favor quien no haya probado "Temple of the Dog", no puede dejar de ver el siguiente vídeo. "Hunger Strike" tiene uno de los dueto más interesantes de la historia del rock gracias a la combinación de voces entre Cornell y Vedder. Recomendable 100%.






En 2006 tuve el privilegio de escuchar esta canción en vivo en la gira europea de Pearl Jam. En esa ocasión Chris Cornell no estaba presente, pero hizo ese trabajo Andrew Stockdale, líder de Wolfmother. Aunque creo que nunca tendrá la misma sazón sin el líder de Soundgarden.


POSTRES DEL TEMPLO

En "Temple of the Dog" hay una impactante canción llamada "Time of Throubles", la cual fue retomada por Pearl Jam cambiando algunos ingredientes de la receta original. Eddie Vedder sustituyo la letra y la instrumentación es acústica. Al final el plato fue rebautizado como "Footsteps" y presentada en 1992 en el lado B del single de "Jeremy" para Europa. La siguiente versión de "Footsteps" fue horneada en vivo en Nueva Zelanda en el este 2014.






Otra rareza salida de los miembros del 'Templo del Perro', es una versión del tema de Jimi Hendrix "Hey Baby", preparada por Mick McCready, Chris Cornell, Matt Cameron y Jeff Ament. La canción fue presentada en el álbum tributo al genio de las seis cuerdas, y oriundo precisamente de Seattle. Para esta ocasión los del templo se bautizaron como M.A.C.C. (McCready, Ament, Cornell, Cameron).







Gracias por entrar un rato al 'Templo del Perro'. Espero que les haya dejado buen sabor de boca.

Adrián Naya



Comentarios

Entradas más populares de este blog

Amor de madre

Prólogo:
Más allá que Gustavo Cerati ya no esté en este plano sigue valiendo la pena que disfruten de esta entrega en homenaje a esa relación madre e hijo, y como de muchas otras.

De hijo también

"Mama sabe bien, perdí una batalla. Quiero regresar sólo a besarla. No está mal ser mi dueño otra vez, ni temer que el río sangre y calme, al contar de mis plegarias... Tarda en llegar y al final, al final hay recompensa. Mama sabe bien, pequeña princesa. Cuando regresé todo quemaba. No está mal sumergirme otra vez, ni temer que el río sangre y calme, se bucear en silencio... Tarda en llegar y al final, al final hay recompensa. Tarda en llegar y al final hay recompensa... En la zona de promesas".
Esa es la letra de Zona de Promesas, la canción que Gustavo Cerati le escribió y dedicó en 1993 a su mamá Lilian Clark. Ella misma ha sido la encargada de recordarnos este tema al nombrarlo en una entrevista que le hicieron en radio (Mitre- Buenos Aires) el pasado 11 de agosto a raíz del cumpl…

De festival en festival

En la máquina musical del tiempo
Gracias a un vídeo he dejado de lado el fresco recuerdo  del festival Rock in Río Madrid 2010 para viajar 19 años atrás y casi 7.000 kilómetros hasta Caracas. La transportación ha sido a las imágenes que he encontrado de otro gran evento de la música celebrado entre el 2 y 10 de noviembre de 1991, y en la ya mencionada capital venezolana, el 1er Festival de Rock Iberoamericano (Rock Music 91'). 


A muchos no les sonará este acontecimiento por ser de otras partes del mundo y a otros, tal vez, porque ni siquiera habían nacido. Durante cinco días el autocine de EL Cafetal, en Caracas, apagó la ficción de sus proyectores para que miles de personas disfrutáramos en cada una de esas jornadas de la realidad del rock iberoamericano,  que estaba  en una fase de consolidación regional.





A mi parecer este festival de rock Iberoamericano fue uno de los primeros grandes eventos en el continente que logró reunir a algunos de esos grandes exponentes: Soda Stereo, Fito…

¿Quién tiene la culpa?

Misterios de la música
TUM PA, TUM PA, TUM-TUM PA... Este no es un lenguaje pre-histórico, es la codificación en letras de uno de los tantos ritmos que casi siempre está sonando en mi cabeza. Es una batería la que está en mi "azotea", el instrumento musical pasión desde la infancia. Pueden pasar los años pero la atracción se mantiene en alta intensidad. No importan los contratiempos, vender la batería de mi vida (Tama RockStar la negrita), vivir en ciudades donde los apartamentos tienen paredes de papel (Barcelona, Madrid), etc., etc., etc. Siempre, siempre la batería me acompaña, está en mi cerebro.
No encuentro explicación para este conexión tan fuerte con ese instrumento. En mi caso, el único miembro de la familia que ha sido músico instrumentista es el tío Franklin (Altuna), un virtuoso del violonchelo, con un oído prodigioso y con un curriculum no menos impresionante.  Entonces ¿Quién me ha contagiado con ese virus perpetuo durante mi infancia? ¿Quién tiene la culpa de la…