Ir al contenido principal

¡Qué Bowls!

letrastereo_super_bowl
Sí, Qué Bowls hacen cada año en Estados Unidos. 

En el medio tiempo de la final del campeonato de fútbol americano, el famoso Super Bowl, en aproximadamente  12 o 13 minutos presentan un súper espectáculo express con artistas y bandas de alto grado de popularidad mundial. Sin duda este país es el rey en la creación y producción de espectáculos en cualquiera de sus manifestaciones Pop. 

Desde principios de los noventa se las ingeniaron para introducir estos macro conciertos instantáneos en el evento más visto por los ciudadanos estadounidenses, sumados a sus vecinos mexicanos, muy fanáticos también al fútbol americano. Por cierto en esta edición 2014 del Super Bowl, el pasado 2 de febrero en New Jersey, se batió el récord de audiencia con 115 millones de espectadores, cifra que se alcanzó justo en el intermedio de la final con la presentación de Bruno Mars y Red Hot Chili Peppers. 

Por primera vez este año tuve la oportunidad de ver en directo el famoso espectáculo que tanta repercusión mediática tiene, además de los esperados comerciales de televisión que que se estrenan para singular momento televisivo. La Super Bowl es un evento no tan fácil de seguir si estás fuera de Estados Unidos, a excepción de México. El fútbol americano no tiene el mismo arrastre en el mundo que el fútbol, llamado soccer en Estados Unidos, el baloncesto, la Fórmula 1 o incluso el tenis. 

letrastereo_u2_super_bowlAhora quiero compartir algunos de estos mega espectáculos express del Super Bowl que me han impresionado mucho. El primero que quiere poner es del show de 2002 a cargo de  U2. Los irlandeses, como es costumbre, lograron mover muchas emociones con esta mini presentación. Bono y compañía quisieron dar su apoyo a la sociedad estadounidense que apenas 4 meses atrás había vivido la impactante tragedia del 11 de septiembre del 2001. 

"Beautiful Day" fue la primera píldora para animar a todos, pero el momento cumbre es a partir del minuto 6 cuando empiezan los acordes de "Where Street Have No Name" en  un homenaje muy emotivo a las miles de víctimas de los atentados de Nueva York. Vale la pena verlo.




¡Qué Bowl! Un momento para en marcar protagonizado por U2. 

Otro gran momento del "Gran Tazón" fue en 2010 con The Who. Un impresionante montaje de tarima, luces y fuegos artificiales en escasos minutos para acompañar una selección importante de temas de la legendaria banda británica. Hay que recalcar que estos producciones tienen que ser desmontadas como por arte magia en cinco minutos para reanudar un partido de fútbol americano. 





Paul McCartney, Rolling Stone, Madonna, Prince, Gloria Estefan, Michael Jackson, Kiss, Beyoncé, son algunos de la lista de artistas que han brindado la experiencia "Halftime Show" del Super Bowl. Como comentaba Bruno Mars fue el encargado de amenizar la edición 2014 y que pude disfrutar en directo. Los Red Hot también actuaron con un tema junto a Mars, "Give it Away", aunque con posterior polémica pues hicieron playback de la batería, bajo y guitarra, según Flea lo tuvieron que hacer por sugerencia de la organización para evitar inconvenientes de sonido. La voz sí fue en directo. 

Para los que tuvieron la oportunidad de ver este micro show de Bruno Mars, aquí les va.





Sin duda, ¡Qué Bowls!


Adrián Naya


Comentarios

  1. Si son capaces de montar y desmontar shows de este nivel en minutos, deberían resolver el tema del sonido, la verdad es deprimente ver un bajo sin cable :S
    Tu que opinas de ese playback?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tema del sonido siempre es muuuuuyy delicado. Pero creo que siempre hay una posibilidad! Estoy de acuerdo contigo un playback es lo peor que hay para un espectáculo con música. Yo hubiera omitido la presentación de los RHCP.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Amor de madre

Prólogo:
Más allá que Gustavo Cerati ya no esté en este plano sigue valiendo la pena que disfruten de esta entrega en homenaje a esa relación madre e hijo, y como de muchas otras.

De hijo también

"Mama sabe bien, perdí una batalla. Quiero regresar sólo a besarla. No está mal ser mi dueño otra vez, ni temer que el río sangre y calme, al contar de mis plegarias... Tarda en llegar y al final, al final hay recompensa. Mama sabe bien, pequeña princesa. Cuando regresé todo quemaba. No está mal sumergirme otra vez, ni temer que el río sangre y calme, se bucear en silencio... Tarda en llegar y al final, al final hay recompensa. Tarda en llegar y al final hay recompensa... En la zona de promesas".
Esa es la letra de Zona de Promesas, la canción que Gustavo Cerati le escribió y dedicó en 1993 a su mamá Lilian Clark. Ella misma ha sido la encargada de recordarnos este tema al nombrarlo en una entrevista que le hicieron en radio (Mitre- Buenos Aires) el pasado 11 de agosto a raíz del cumpl…

De festival en festival

En la máquina musical del tiempo
Gracias a un vídeo he dejado de lado el fresco recuerdo  del festival Rock in Río Madrid 2010 para viajar 19 años atrás y casi 7.000 kilómetros hasta Caracas. La transportación ha sido a las imágenes que he encontrado de otro gran evento de la música celebrado entre el 2 y 10 de noviembre de 1991, y en la ya mencionada capital venezolana, el 1er Festival de Rock Iberoamericano (Rock Music 91'). 


A muchos no les sonará este acontecimiento por ser de otras partes del mundo y a otros, tal vez, porque ni siquiera habían nacido. Durante cinco días el autocine de EL Cafetal, en Caracas, apagó la ficción de sus proyectores para que miles de personas disfrutáramos en cada una de esas jornadas de la realidad del rock iberoamericano,  que estaba  en una fase de consolidación regional.





A mi parecer este festival de rock Iberoamericano fue uno de los primeros grandes eventos en el continente que logró reunir a algunos de esos grandes exponentes: Soda Stereo, Fito…

¿Quién tiene la culpa?

Misterios de la música
TUM PA, TUM PA, TUM-TUM PA... Este no es un lenguaje pre-histórico, es la codificación en letras de uno de los tantos ritmos que casi siempre está sonando en mi cabeza. Es una batería la que está en mi "azotea", el instrumento musical pasión desde la infancia. Pueden pasar los años pero la atracción se mantiene en alta intensidad. No importan los contratiempos, vender la batería de mi vida (Tama RockStar la negrita), vivir en ciudades donde los apartamentos tienen paredes de papel (Barcelona, Madrid), etc., etc., etc. Siempre, siempre la batería me acompaña, está en mi cerebro.
No encuentro explicación para este conexión tan fuerte con ese instrumento. En mi caso, el único miembro de la familia que ha sido músico instrumentista es el tío Franklin (Altuna), un virtuoso del violonchelo, con un oído prodigioso y con un curriculum no menos impresionante.  Entonces ¿Quién me ha contagiado con ese virus perpetuo durante mi infancia? ¿Quién tiene la culpa de la…