Ir al contenido principal

En la Dermis con Sentimiento

letrastereo_cayayo
CAYAYO
Un grande
Magnetismo, creatividad, música, pura música. Con esas palabras puedo definir a un ser que fue capaz de contagiar de energía musical a una generación de venezolanos con sus melodías en los ochenta y noventa. Un músico que logró juntos a sus bandas movilizar a una juventud que no tenía referentes sonoros dentro del pop-rock de la región, Carlos Eduardo Troconis, Cayayo.


Fue un Lennon, un Cobain, un Morrison criollo. Partió de gira definitiva al más allá con 31 años el 17 de noviembre de 1999 en Caracas, fecha en la que muchos también nos quedamos en silencio. Pronto, muy pronto salió Troconis de este mundo para tocar la guitarra con otros grandes. Nosotros por acá abajo en esta dimensión lamentamos no disfrutar de nuevas canciones, nuevos proyectos con que saciar nuestra necesidad de su magia musical. Por estos días hubiese cumplido años terrenales, esa es la causa por la que Letrastereo ha querido hacerlo "presente" con una  muestra de sus composiciones. 

letrastereo_amplificador_cayayo
AMPLI-CAYAYO S.M.

Para quienes son de otras partes de este mundo les comento que Cayayo lideró en los ochenta el grupo que marcó un antes y después en la historia del pop/rock en Venezuela, Sentimiento Muerto. El 1 de febrero de 2010 Letrastereo publicó una entrada dedicada a esta banda que rompió moldes que imperaban en este país caribeño de tradición de música tropical. Cayayo fue uno de los pilares de SM tanto en lo musical como en la exitosa autogestión del grupo, que los llevó del Underground caraqueño al reconocimiento regional.

En 1992 Sentimiento Muerto dejó de existir y Cayayo tomó un camino que recibió el nombre de Dermis Tatú. En esta nueva ruta arrastró a otros dos componentes de SM y formó unos de los Power Trío más potentes de la escena musical en Venezuela. Con Dermis Tatú Cayayo terminó de dar rienda suelta a toda su calidad como guitarrista e imprimirle a sus cuerdas una sonoridad más cercana a Jimi Hendrixx. Troconis también asumió con calidad un nuevo rol como la voz de la banda. 

En 1995 salió la única producción de Dermis "La violó, la mató, la picó", sin duda una de las joyas del rock venezolano de todos los tiempos. Cayayo, Sebastián Araujo y Héctor Castillo construyeron su ópera prima en Buenos Aires, bajo la tutela del productor Mariano López (Fito, Soda Stereo, Spinetta, etc.) en unos meses que estuvieron haciendo de profetas por tierras sureñas. 



letrastereo_entrada_dermis_tatu
Debut Dermis Tatú
El disco de Dermis Tatú tiene mucha fuerza, pero nada comparado con el sonido que tenían en vivo. El 30 de mayo de 1993 tuve la fortuna de ver el debut de Cayayo y compañía en la diminuta Sala Cadafe, en Caracas (ver el ticket), para convertirme en un auténtico admirador de Dermis y quitarme definitivamente el sombrero ante la calidad del guitarrista caraqueño. Fue el primero de muchos conciertos en los que pude, por suerte, vibrar con esa energía desenfadada de Troconis y sus Tatú. 

Sujétense fuerte pues ahora lo que viene es rock n' roll venezolano, sabroso y con mucha leña, caña, cabilla, etc. (Ver Vídeo)




Cayayo no tuvo un reconocimiento masivo con Dermis Tatú como con Sentimiento Muerto, pero para unos cuantos este proyecto se convirtió en un culto musical del que se hablará más con los años. Muchos nos quedamos con las ganas de un segundo disco del grupo, pero nunca llegó a publicarse. 


Por la red rondan algunos tesoros en forma de maquetas de audio hechas por Cayayo y sus compañeros, supuestamente para ser utilizadas en dicha segunda placa que quedó en el aire después de la disolución de Dermis. También hay algunos vídeos con temas que grabó el músico caraqueño de forma casera. Agradezco el detalle y dedicación que han tenido algunos admiradores de Cayayo por compartir esos testimonios sonoros.


Ahora quiero hacer eco y dar a conocer un poco esas obras no "publicadas" oficialmente, y un ejemplo,  es "Alma Perpetua" un tema intimista de Cayayo, y con decibelios más bajos.





Troconis participó en el grupo de Hip-Hop funk P.A.N. y en la producción de un ciclo de conciertos en Caracas llamado Los Miércoles Insólitos antes de partir hacia otra dimensión. 



Gracias Cayayo por dar fuerza e ilusión desde los ochenta a muchos jóvenes que han soñado con hacer música al norte del sur.



Adrián Naya

Comentarios

  1. Muy interesante este articulo Adrian. No sabia nada de este tio y la verdad he estado escuchando los enlaces que has subido y me ha gustado mucho. Buscare su musica en internet a ver que encuentro.

    ResponderEliminar
  2. Amigo excelente articulo, y al amigo Giampiero Bastianelli y a todo el que interese aqui le dejo un lin kde descarga para el disco completo "la pico, la violo, la mato" (1995)


    - Daniel Gaizka -

    https://www.facebook.com/danielgaizka

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Amor de madre

Prólogo:
Más allá que Gustavo Cerati ya no esté en este plano sigue valiendo la pena que disfruten de esta entrega en homenaje a esa relación madre e hijo, y como de muchas otras.

De hijo también

"Mama sabe bien, perdí una batalla. Quiero regresar sólo a besarla. No está mal ser mi dueño otra vez, ni temer que el río sangre y calme, al contar de mis plegarias... Tarda en llegar y al final, al final hay recompensa. Mama sabe bien, pequeña princesa. Cuando regresé todo quemaba. No está mal sumergirme otra vez, ni temer que el río sangre y calme, se bucear en silencio... Tarda en llegar y al final, al final hay recompensa. Tarda en llegar y al final hay recompensa... En la zona de promesas".
Esa es la letra de Zona de Promesas, la canción que Gustavo Cerati le escribió y dedicó en 1993 a su mamá Lilian Clark. Ella misma ha sido la encargada de recordarnos este tema al nombrarlo en una entrevista que le hicieron en radio (Mitre- Buenos Aires) el pasado 11 de agosto a raíz del cumpl…

De festival en festival

En la máquina musical del tiempo
Gracias a un vídeo he dejado de lado el fresco recuerdo  del festival Rock in Río Madrid 2010 para viajar 19 años atrás y casi 7.000 kilómetros hasta Caracas. La transportación ha sido a las imágenes que he encontrado de otro gran evento de la música celebrado entre el 2 y 10 de noviembre de 1991, y en la ya mencionada capital venezolana, el 1er Festival de Rock Iberoamericano (Rock Music 91'). 


A muchos no les sonará este acontecimiento por ser de otras partes del mundo y a otros, tal vez, porque ni siquiera habían nacido. Durante cinco días el autocine de EL Cafetal, en Caracas, apagó la ficción de sus proyectores para que miles de personas disfrutáramos en cada una de esas jornadas de la realidad del rock iberoamericano,  que estaba  en una fase de consolidación regional.





A mi parecer este festival de rock Iberoamericano fue uno de los primeros grandes eventos en el continente que logró reunir a algunos de esos grandes exponentes: Soda Stereo, Fito…

¿Quién tiene la culpa?

Misterios de la música
TUM PA, TUM PA, TUM-TUM PA... Este no es un lenguaje pre-histórico, es la codificación en letras de uno de los tantos ritmos que casi siempre está sonando en mi cabeza. Es una batería la que está en mi "azotea", el instrumento musical pasión desde la infancia. Pueden pasar los años pero la atracción se mantiene en alta intensidad. No importan los contratiempos, vender la batería de mi vida (Tama RockStar la negrita), vivir en ciudades donde los apartamentos tienen paredes de papel (Barcelona, Madrid), etc., etc., etc. Siempre, siempre la batería me acompaña, está en mi cerebro.
No encuentro explicación para este conexión tan fuerte con ese instrumento. En mi caso, el único miembro de la familia que ha sido músico instrumentista es el tío Franklin (Altuna), un virtuoso del violonchelo, con un oído prodigioso y con un curriculum no menos impresionante.  Entonces ¿Quién me ha contagiado con ese virus perpetuo durante mi infancia? ¿Quién tiene la culpa de la…