Ir al contenido principal

11:11


letrastereo_11:11Desde hace unos años tengo una conexión curiosa con el 11:11, como ya había comentado en la entrega "Haendel 11, 1 I" del 12/2010.  Recientemente he tenido un nuevo "encuentro cercano" con esta combinación numérica, y el mismo ha servido para "descubrir" a una impresionante pareja de guitarristas llamados Rodrigo y Gabriela. No son Paco ni Lucía pero también tocan con gran maestría las cuerdas de nylon (lo siento, chiste malo obligado).

Estaba por escribir otra entrega de Letrastereo, y revisando por Youtube encuentro de repente el título de "11:11" y en el mismo encabezado  "Rodrigo y Gabriela". "Otra vez el 11:11", pensé y sin pestañear le di al mágico play, para inmediatamente disfrutar de un dueto de guitarras flamencas sin comparación. La curiosidad fue en aumentó a medida que encontraba más vídeos de la pareja ¿Quiénes son? ¿Por qué no los había conocido antes? Sorpresas te da la vida como diría el poeta Rubén Blades. 


letrastereo_rodrigo_y_gabriela
Después de unos minutos de búsqueda he encontrado que Rodrigo Sánchez y Gabriela Quintero son del D.F. mexicano en donde hace algunos unos años se dedicaban al trashmetal con su banda (Tierra Ácida), hasta que un buen día decidieron cruzar el charco hacia la también verde Irlanda. Allí abandonaron las cuerdas de metal para rasgar las de nylon con las que han conseguido ser conocidos en gran parte de Europa y Estados Unidos.


En ningún momento la pareja ha abandonado su esencia rockera, la cual han sabido fusionar con acierto el flamenco, la música latina y árabe. En sus cinco discos de estudio y otros tres en directo se puede disfrutar de ese sonido particular de Rodrigo y Gabriela. En vivo también aprovechan para hacer versiones de bandas que han influido significativamente en sus carreras, tales como Metallica, Led Zeppelin, etc. 
Ahora disfruten de Rodrigo y Gabriela con "Tamacun"  en una presentación el 31 de diciembre de 2009 en el show Later de Jools Holland de la BBC. (Ver Vídeo)










No sé ustedes pero no salgo del asombro luego de escucharlos y ver con que habilidad sacan sonidos melódicos y percusivos a la guitarra, especialmente Gabriela Quintero. "Tamacun" fue usada en el primer episodio de la serie "TV Breaking Bad", pero ese no ha sido el único tema del dueto aprovechado en la pantalla, "Diablo Rojo" fue grabada para el soundstrack de la película animada "El Gato con Botas" (2011).
 
En este 2012 Rodrigo y Gabriela han publicado su octavo disco llamado Área 52, en el que cuentan por primera vez con la participación de una banda de soporte. Los elegidos para tal fin se llaman C.U.B.A., un sexteto de músicos procedentes de la Habana. En esta producción también han grabado para el dueto los artistas invitados John Tempesta y Samuel Folmell Alonso en la batería, Anoushka Shankar con la cítara, Carles Benavent en el bajo, etc. En Área 52 Rodrigo y Gabriela han vuelto a grabar temas como Tacuman, Diablo Rojo, Santo Domingo, 11:11, entre otros.

Ahora disfruten de la interpretación de una versión de 11:11, pieza que da nombre a su anterior disco y de cierta el culpable de que este escribiendo esta entrega. (Ver Vídeo)










11:11 es una pieza compuesta por la pareja en homenaje a la banda británica Pink Floyd.



Aún no encuentro el significado para el 11:11, pero mientras siga apareciendo para descubrir y disfrutar  artistas como Rodrigo y Gabriela, bienvenido sea.



Adrián Naya



Comentarios

  1. Espectacular....me gusta este duo....gracias por esta nueva entrega
    TQM

    ResponderEliminar
  2. Adriancin!!! Por acá se presentan un montón, tengo entendido que viven ahora en Bruselas, preguntaré. Tal vez tienen un conicerto el próximo 11 de noviembre por acá y vienen desde Madrid para que vayamos todos juntos a escucharlos : )

    Un abrazo enorme

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Amor de madre

Prólogo:
Más allá que Gustavo Cerati ya no esté en este plano sigue valiendo la pena que disfruten de esta entrega en homenaje a esa relación madre e hijo, y como de muchas otras.

De hijo también

"Mama sabe bien, perdí una batalla. Quiero regresar sólo a besarla. No está mal ser mi dueño otra vez, ni temer que el río sangre y calme, al contar de mis plegarias... Tarda en llegar y al final, al final hay recompensa. Mama sabe bien, pequeña princesa. Cuando regresé todo quemaba. No está mal sumergirme otra vez, ni temer que el río sangre y calme, se bucear en silencio... Tarda en llegar y al final, al final hay recompensa. Tarda en llegar y al final hay recompensa... En la zona de promesas".
Esa es la letra de Zona de Promesas, la canción que Gustavo Cerati le escribió y dedicó en 1993 a su mamá Lilian Clark. Ella misma ha sido la encargada de recordarnos este tema al nombrarlo en una entrevista que le hicieron en radio (Mitre- Buenos Aires) el pasado 11 de agosto a raíz del cumpl…

De festival en festival

En la máquina musical del tiempo
Gracias a un vídeo he dejado de lado el fresco recuerdo  del festival Rock in Río Madrid 2010 para viajar 19 años atrás y casi 7.000 kilómetros hasta Caracas. La transportación ha sido a las imágenes que he encontrado de otro gran evento de la música celebrado entre el 2 y 10 de noviembre de 1991, y en la ya mencionada capital venezolana, el 1er Festival de Rock Iberoamericano (Rock Music 91'). 


A muchos no les sonará este acontecimiento por ser de otras partes del mundo y a otros, tal vez, porque ni siquiera habían nacido. Durante cinco días el autocine de EL Cafetal, en Caracas, apagó la ficción de sus proyectores para que miles de personas disfrutáramos en cada una de esas jornadas de la realidad del rock iberoamericano,  que estaba  en una fase de consolidación regional.





A mi parecer este festival de rock Iberoamericano fue uno de los primeros grandes eventos en el continente que logró reunir a algunos de esos grandes exponentes: Soda Stereo, Fito…

¿Quién tiene la culpa?

Misterios de la música
TUM PA, TUM PA, TUM-TUM PA... Este no es un lenguaje pre-histórico, es la codificación en letras de uno de los tantos ritmos que casi siempre está sonando en mi cabeza. Es una batería la que está en mi "azotea", el instrumento musical pasión desde la infancia. Pueden pasar los años pero la atracción se mantiene en alta intensidad. No importan los contratiempos, vender la batería de mi vida (Tama RockStar la negrita), vivir en ciudades donde los apartamentos tienen paredes de papel (Barcelona, Madrid), etc., etc., etc. Siempre, siempre la batería me acompaña, está en mi cerebro.
No encuentro explicación para este conexión tan fuerte con ese instrumento. En mi caso, el único miembro de la familia que ha sido músico instrumentista es el tío Franklin (Altuna), un virtuoso del violonchelo, con un oído prodigioso y con un curriculum no menos impresionante.  Entonces ¿Quién me ha contagiado con ese virus perpetuo durante mi infancia? ¿Quién tiene la culpa de la…