Ir al contenido principal

En el nombre del padre

letrastereo_turley_richards
El mío y el de cada quien
La piel erizada, pulso acelerado y la sensación de estar levitando en la cama. Ninguna sustancia alucinógena recorre mi cabeza. Sólo siento unas notas musicales muy altas y por momentos graves con una potencia poco veces escuchada por mi cerebro. Esos sonidos melodiosos e impactantes provenían de mi teléfono que estaba reproduciendo un vídeo por YouTube.


Casi siete minutos duró ese estado de "elevación" y que variaba de intensidad en algunos intervalos de la canción que salía del micro-parlante móvil. El responsable de generar ese efecto en mi consciencia era un tal Turley Richards. Su gran voz sumada a su explícita devoción a Cristo lo llevó, hace poco más de 30 años, a grabar una grandiosa canción con mucha energía y difícil de describir con palabras, "I Heard the Voice of Jesus".


Otro Richard, mi papá, ha invocado a este desconocido cantante, al menos para mi, en un amena charla de música en la madrugada de año nuevo de este 2012. Con gran emoción   mi progenitor relataba como el ciego cantante de Virginia (USA) alcanzaba impresionantes registros con la voz, tan altos que según él más nunca pudo usarla tan hábilmente. Esa información no la he podido corroborar, aunque en los años ochenta Richards sí perdió la voz por un tiempo a causa de una afección. Más allá de lo real o leyenda, los comentarios de mi papá me motivaron a escuchar "I Heard the Voice of Jesus", a pesar de no ser seguidor de las canciones con temática religiosa. 


A continuación tienen un vídeo que he seleccionado de los varios que hay en la red para que  disfruten de la emocionante grabación realizada por Turley Richards en 1970. Vale la pena escucharlo hasta el final. (Ver Vídeo)



"I Heard the Voice of Jesús" no es un tema muy conocido, y en su momento tan sólo alcanzó el puesto 99 de la lista de Billboard de los Estados Unidos. Pero sin duda está canción siempre será rescatada del olvido gracias a su fuerza.

letrastereo_the animals
Otro tema con gran intensidad vocal pero con un poco más de fama es de "House of Rising Sun". Esta es una vieja canción folk estadounidense que tuvo cierta repercusión gracias a la versión que hizo The Animals en 1964. La banda inglesa logró darle impulsó a este tema tradicional con letra de fuerte contenido social que anteriormente habían grabado Joan Báez (1960) y Bod Dylan (1962).


La primera vez que escuché nombrar a "House of Rising Sun" fue también por mi papá . Estaba comenzando a tocar la batería con un grupo que tenía del colegio (Septiembre Rojo), por allá en el comienzo de la década de los noventa.  Los ensayos era en mi pequeña habitación y por supuesto Richard, no Turley, estaba de vez en cuando presente por allí. En más de una ocasión nos sugirió hacer una versión del mencionado tema que hizo famoso a The Animals. Nosotros con cara de "qué está diciendo" no logramos apreciar su sabio comentario musical. Ya con el paso de los años he podido "descubrir" la fuerza de esta canción y sobre todo la interpretación del cantante Eric Burdon.


Disfruten de "House of Rising Sun" en vivo interpretada en su momento por la banda Inglesa de Newcastle en 1964, y que recorrió gran parte del mundo. (Ver Vídeo)





Además de "Satisfaction" y de los temas de los Beatles, recientemente he escuchado un tema de los sesenta que también me recuerda a mi papá, "Nights in White Satins" (The Moody Blues). Aquí les va este "bonus track" de esta entrega. (Ver Vídeo)






En el nombre de mi padre y en el de todos está dedicado este Letrastereo por sus sabios consejos aunque muchas veces no haya sido escuchados.

Adrián Naya

Comentarios

  1. TE QUIERO...QUE NOBLEZA DE ALMA TIENES...

    ResponderEliminar
  2. Estaba escuchando otra vez las canciones y que gratos recuerdos tenemos de esa epoca. Me emociona la profundidad y como llega con pocas letras Adrian a nuestros sentimientos Muchas gracias Adrian eres ESpecial HIJO te quiero.
    Disculpen la tardanza pero saben que yo no soy asiduo a facebok

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Amor de madre

Prólogo:
Más allá que Gustavo Cerati ya no esté en este plano sigue valiendo la pena que disfruten de esta entrega en homenaje a esa relación madre e hijo, y como de muchas otras.

De hijo también

"Mama sabe bien, perdí una batalla. Quiero regresar sólo a besarla. No está mal ser mi dueño otra vez, ni temer que el río sangre y calme, al contar de mis plegarias... Tarda en llegar y al final, al final hay recompensa. Mama sabe bien, pequeña princesa. Cuando regresé todo quemaba. No está mal sumergirme otra vez, ni temer que el río sangre y calme, se bucear en silencio... Tarda en llegar y al final, al final hay recompensa. Tarda en llegar y al final hay recompensa... En la zona de promesas".
Esa es la letra de Zona de Promesas, la canción que Gustavo Cerati le escribió y dedicó en 1993 a su mamá Lilian Clark. Ella misma ha sido la encargada de recordarnos este tema al nombrarlo en una entrevista que le hicieron en radio (Mitre- Buenos Aires) el pasado 11 de agosto a raíz del cumpl…

De festival en festival

En la máquina musical del tiempo
Gracias a un vídeo he dejado de lado el fresco recuerdo  del festival Rock in Río Madrid 2010 para viajar 19 años atrás y casi 7.000 kilómetros hasta Caracas. La transportación ha sido a las imágenes que he encontrado de otro gran evento de la música celebrado entre el 2 y 10 de noviembre de 1991, y en la ya mencionada capital venezolana, el 1er Festival de Rock Iberoamericano (Rock Music 91'). 


A muchos no les sonará este acontecimiento por ser de otras partes del mundo y a otros, tal vez, porque ni siquiera habían nacido. Durante cinco días el autocine de EL Cafetal, en Caracas, apagó la ficción de sus proyectores para que miles de personas disfrutáramos en cada una de esas jornadas de la realidad del rock iberoamericano,  que estaba  en una fase de consolidación regional.





A mi parecer este festival de rock Iberoamericano fue uno de los primeros grandes eventos en el continente que logró reunir a algunos de esos grandes exponentes: Soda Stereo, Fito…

¿Quién tiene la culpa?

Misterios de la música
TUM PA, TUM PA, TUM-TUM PA... Este no es un lenguaje pre-histórico, es la codificación en letras de uno de los tantos ritmos que casi siempre está sonando en mi cabeza. Es una batería la que está en mi "azotea", el instrumento musical pasión desde la infancia. Pueden pasar los años pero la atracción se mantiene en alta intensidad. No importan los contratiempos, vender la batería de mi vida (Tama RockStar la negrita), vivir en ciudades donde los apartamentos tienen paredes de papel (Barcelona, Madrid), etc., etc., etc. Siempre, siempre la batería me acompaña, está en mi cerebro.
No encuentro explicación para este conexión tan fuerte con ese instrumento. En mi caso, el único miembro de la familia que ha sido músico instrumentista es el tío Franklin (Altuna), un virtuoso del violonchelo, con un oído prodigioso y con un curriculum no menos impresionante.  Entonces ¿Quién me ha contagiado con ese virus perpetuo durante mi infancia? ¿Quién tiene la culpa de la…