Ir al contenido principal

De Colón a Colón

letrastereo_cibelesDe América a Europa
Un día, un navegante de apellido Colón tropezó con sus tres carabelas en unas tierras creyendo que era un "Nuevo Mundo", y el resto de la historia ya más o menos se la saben. Quinientos y algunos años más tarde de ese suceso, otro Colón vino al "Viejo Mundo" para conmemorar aquella fecha que cambió la historia de la humanidad. 

Obviamente el primer Colón que les menciono es el famoso señor Cristóbal, quien hizo  la travesía que algunos hemos hecho en el sentido contrario. El segundo no sé si es un familiar lejano del famoso navegante, pero lo que sí creo que es uno de los músicos más grandes de la  Salsa de todos los tiempos, Willie Colón. Este maestro de la composición y del trombón fue el encargado de cerrar la quinta edición del festival VivAmérica con un concierto en la imponente Plaza de Cibeles de Madrid, el pasado 9 de octubre.

Hace dos años tuve la grata sorpresa  de presenciar al argentino Fito Páez tocando sobre un camión en movimiento por toda la calle del Paseo del Prado como cierre de la tercera edición de este festival (Leer entrega Realismo Fitomágico). Evento que busca homenajear a toda la cultura del continente que descubrió para el "Viejo Mundo" Cristóbal. 


En esta oportunidad Willie Colón no tocaría como Fito en un camión en movimiento, sino en una gran tarima frente al antiguo Palacio de Correos de frente a la diosa de Cibeles (Santuario de celebración del Real Madrid). Previo al concierto, carrozas de distintos países desfilaron  con música y bailes, incluida la de otros artistas invitados como fue la del Instituto Mexicano del Sonido con Joselo de Café Tacuba invitado a la guitarra.  En ese momento, pasadas las ocho de la tarde-noche,  llegué con familia incluida al lugar de la cita con "La Leyenda" (así lo llamó la organización)

La emoción no era poca pues a Willie Colón sólo lo había visto en 1998 en Caracas junto a Rubén Blades, y en un concierto muy "frío", pautado por compromiso con Amnistía Internacional. Además la oportunidad de verlo en el "Viejo Mundo" parecía única, después de haber hecho una gira de despedida en el 2006 que no pasó por España. 



Los metales sonaban a todo pulmón, los percusionistas le daban a los cueros y la estrofa que arrancó diciendo: "Vamos a todos bailar al ritmo africano, sino sabes bailar yo te lo voy a enseñar hermano..." No hizo falta enseñar a nadie porque enseguida los pies se  despegaron del asfalto para empezar a bailar al ritmo de Che Che Colé, el primero de los clásicos de Willie Colón junto a Héctor Lavoe  que sonaron en el comienzo de la fiesta de El Malo del Bronx por Madrid. 

De esa primera etapa con Lavoe, Willie también interpretó Te Conozco (Bacalao),  El día de mi Suerte, y  Calle Luna Calle Sol. Disfruten un pedazo de ese tema que puso a cantar y a bailar a unos cuantos. (Ver Vídeo)




Después del Medley (popurrí) de temas Colón/Lavoe vino el repertorio de clásicos   de este neoyorkino de ascendencia Boricua. Canciones en las cuales el músico destacó entre los setentas y ochentas por sus arreglos y fusiones con otros géneros como la Bossa Nova, Jazz, Merengue, Pop, etc. 


Entre canción y canción Willie Colón se tomo el tiempo para compartirnos su experiencia con las operaciones de rodilla,  la vida de casados (33 años), e incluso para contarnos algún chiste. Por supuesto hizo la introducción a los temas que no sólo hizo bailar, sino también viajar en el tiempo a muchos de los que superábamos la treintena de edad, y nacidos en el "Nuevo Continente" (la mayoría allí). 

Idilio, Talento de T.V., Bohemia, Gitana, Oh ¿Qué será?, El Gran Varón fueron algunas de las canciones interpretadas por Willie Colón y su impresionante orquesta para cerrar el VivAmérica 2011 Madrid.

Disfruten de la Gitana que vino con Colón a España en el 2011, incluido un impresionante solo de saxo. (Ver Vídeo)



"Oh ¿Qué será?" y "El Gran Varón" cerraron la visita de este Colón que no vino a conquistar sino a cantar. 

De regreso tocó caminar de Cibeles a la Plaza de Colón, del otro.

Fin de esta historia.

Adrián Naya

Comentarios

  1. REALMENTE PARA DISFRUTAR...Y SUPER GOZAOOOO
    GRACIAS POR ESTA NUEVA ENTREGA LLENA DE MELODÍA Y HUMOR

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Amor de madre

Prólogo:
Más allá que Gustavo Cerati ya no esté en este plano sigue valiendo la pena que disfruten de esta entrega en homenaje a esa relación madre e hijo, y como de muchas otras.

De hijo también

"Mama sabe bien, perdí una batalla. Quiero regresar sólo a besarla. No está mal ser mi dueño otra vez, ni temer que el río sangre y calme, al contar de mis plegarias... Tarda en llegar y al final, al final hay recompensa. Mama sabe bien, pequeña princesa. Cuando regresé todo quemaba. No está mal sumergirme otra vez, ni temer que el río sangre y calme, se bucear en silencio... Tarda en llegar y al final, al final hay recompensa. Tarda en llegar y al final hay recompensa... En la zona de promesas".
Esa es la letra de Zona de Promesas, la canción que Gustavo Cerati le escribió y dedicó en 1993 a su mamá Lilian Clark. Ella misma ha sido la encargada de recordarnos este tema al nombrarlo en una entrevista que le hicieron en radio (Mitre- Buenos Aires) el pasado 11 de agosto a raíz del cumpl…

De festival en festival

En la máquina musical del tiempo
Gracias a un vídeo he dejado de lado el fresco recuerdo  del festival Rock in Río Madrid 2010 para viajar 19 años atrás y casi 7.000 kilómetros hasta Caracas. La transportación ha sido a las imágenes que he encontrado de otro gran evento de la música celebrado entre el 2 y 10 de noviembre de 1991, y en la ya mencionada capital venezolana, el 1er Festival de Rock Iberoamericano (Rock Music 91'). 


A muchos no les sonará este acontecimiento por ser de otras partes del mundo y a otros, tal vez, porque ni siquiera habían nacido. Durante cinco días el autocine de EL Cafetal, en Caracas, apagó la ficción de sus proyectores para que miles de personas disfrutáramos en cada una de esas jornadas de la realidad del rock iberoamericano,  que estaba  en una fase de consolidación regional.





A mi parecer este festival de rock Iberoamericano fue uno de los primeros grandes eventos en el continente que logró reunir a algunos de esos grandes exponentes: Soda Stereo, Fito…

¿Quién tiene la culpa?

Misterios de la música
TUM PA, TUM PA, TUM-TUM PA... Este no es un lenguaje pre-histórico, es la codificación en letras de uno de los tantos ritmos que casi siempre está sonando en mi cabeza. Es una batería la que está en mi "azotea", el instrumento musical pasión desde la infancia. Pueden pasar los años pero la atracción se mantiene en alta intensidad. No importan los contratiempos, vender la batería de mi vida (Tama RockStar la negrita), vivir en ciudades donde los apartamentos tienen paredes de papel (Barcelona, Madrid), etc., etc., etc. Siempre, siempre la batería me acompaña, está en mi cerebro.
No encuentro explicación para este conexión tan fuerte con ese instrumento. En mi caso, el único miembro de la familia que ha sido músico instrumentista es el tío Franklin (Altuna), un virtuoso del violonchelo, con un oído prodigioso y con un curriculum no menos impresionante.  Entonces ¿Quién me ha contagiado con ese virus perpetuo durante mi infancia? ¿Quién tiene la culpa de la…