Ir al contenido principal

Otra realidad con Bowie

Más música


letrastereo_adrian_naya
-Hola, quiero vender estos CD's. Me dice un hombre rubio, delgado de unos sesenta y pocos años, y con los ojos un poco raros, uno verde y el otro de color azul. Al mismo tiempo se dirige hacia mi y pone sobre el mostrador blanco que nos separa unos 6 ó 7 discos. Yo de pie del otro lado del mueble respondo impactado: "Coooo... si eres David Bowie. ¿Qué haces por aquí... En el Cash Converter... Vendiendo discos?"



-"Pues pasaba por aquí, y así aprovecho para vender estos CD's que ya no estoy escuchando". Me contesta sin darme tregua para asimilar el extraño momento que estaba viviendo. Su actitud relajada era de quien va a la panadería a comprar 2 barras de pan.

letrastereo_david_bowie
A todas estas el cantante David Bowie está acompañado por un señor moreno de su misma altura y con expresión agradable en su rostro. La sección de "Compras" del Cash Converter (Dr. Esquerdo 66, Madrid) sigue con su usual dinámica de negociaciones, los compañeros compradores atendiendo a distintas personas que desean vender sus productos a cambio de dinero inmediato. Yo desde luego también estoy desempeñando esa rutina, sólo que en mi caso el cliente es el famoso cantante inglés.



-¿Bowie puedo tomarme una foto contigo? Le pido sin disimular mi emoción en lo que yo traspaso la barrera física que nos divide a través de una pequeña puerta lateral hasta pararme a su lado.



- ¡Por supuesto! Contesta Bowie con una gran sonrisa mientras yo estiró mi brazo derecho donde ya tenía preparado el teléfono con la cámara encendida.

- ¡David está foto va para mi Blog Letrastereo!

Abro los ojos y me doy cuenta que estoy en mi habitación. Una pequeña luz que entra  a través de la persiana me indica la inequívoca señal de que ya ha amanecido. "¡Pero que absurdo, jajaja! ¡Qué sueño!" Me digo a mismo mientras intento despegar la cabeza de la almohada e iniciar la "vida" en un nuevo día.

La mente es un misterio e intentar descifrar por qué he soñado  lo que acabo de relatar es tarea casi imposible. Por más que consulte en libros de psicoanálisis o lea  los milenarios textos budistas sobre la mente sería difícil comprender porque estaba con David Bowie comprándole unos CD's en el Cash Converter (jajaja).  



Aun parece más surrealista lo "vivido" cuando nunca he seguido la trayectoria del cantante inglés y no tengo ni uno de sus discos. Recientemente tampoco he recibido noticias de Bowie como para que mi cabeza hiciera una extraña conexión y provocara esa "realidad".



El subconsciente ha señalado el tema y, en este caso, al artista de quien tratar en Letrastereo. A pesar de no haber seguido la carrera de David Robert Jones, David Bowie,  en algunos momentos de mi vida he disfrutado con sus canciones.  Este es uno de esos artistas que conoces más de lo que crees. Bueno así lo pienso después de haber investigado sobre su música, motivado por "nuestro fugaz encuentro".



La primera canción que me viene a la cabeza de Bowie es Let's Dance. Tema que sonó muchísimo por las radios en los años 83 y 84, cuando salió el álbum que lleva el mismo título. (Ver Vídeo)







David Bowie comenzó su carrera con el pie derecho cuando lanzó en 1969 el disco Space Oddity. En los setenta alcanzó la cumbre con once producciones que pasaron por el folk, soul, funk, el rock y el glam rock. Este último género el inglés lo abanderó con un andrógino personaje que inventó para sus interpretaciones en vivo durante algunos años llamado Ziggy Stardust. En esa década produjo temas de gran aceptación que con los años han sido desempolvados del "baúl" por bandas, como por ejemplo: Nirvana (The Man Who Sold The World), The Wallflowers (Heras), entre otras.

También ha contado con la alianza musical de otros grandes para componer algunos de sus temas como el caso de Fame co-escrita con John Lennon y Carlos Alormar (productor disco Doble Vida - Soda Stereo), Under Pressure con Queen, This is not America con Pat Metheny, China Girl con Iggy Pop, Heroes con Brian Eno, etc. Bowie produjo los exitosos álbumes de Lou Reed Transfomers y de Iggy Pop  The Idiot y Lust for Life.



Disfruten de Heroes canción que conocí por The Wallflowers y que ahora pueden ver con su autor original acompañado por la super banda Queen y el guitarrista Mick Ronson. (Ver Vídeo)






David Bowie un artista camaleónico y del que descubres cosas interesantes con tan solo rebuscar en su discografía. Discos que por cierto: "Sí se los compro señor Bowie" 

¡Felices Sueños!

 
Adrián Naya

Nota: El mismo día que estaba terminando de escribir este Letrastereo un compañero del Cash Converter (Rick) me dio el disco doble Best of Bowie. ¿Casualidad? 





Comentarios

  1. Buenísima nota Adrián. Hasta me hiciste detenerme en la lectura y bajar la página para ver tu foto con David Bowie. ¡¡Ah, los sueños....!! ¿Sueños, son?
    Me pasaré un día al cash a ver si hay por ahí un cd de Bowie :)

    ResponderEliminar
  2. Ahora ya se donde se desata mi honorable compañero Adrian; eres un tipo... (tu ya me entiendes). Me a gustado bastante el articulo-sueño, tremendamente imaginativo y divertido.

    Pero oye, una cosilla de todo corazón. Sueña con Bowie si quieres, pero por Dios, sueña que estás en un concierto macho... en el curro no tio... es pá matarte!!!

    un abrazo Ro

    ResponderEliminar
  3. muy guapo el sueño pero cambia el chip empieza a escuchar mas a shakira tio jajaja (ya me entiendes) xq yo me miraria lo de david bowie q tiene un ojo d cada color q miedito x cierto q cds vendia xq igual me interesa alguno jajajaja te sales, deberias colgar el video flamenco nuestro en una seccion d cante jajajaja pd: que maja tu hermana jejeje un abrazo sergi

    ResponderEliminar
  4. Que bueno!!!!!! hijo, la verdad es que está super divertido....yo tambien bajé un poco en la pag para verte con Bowie. Las casualidades????? todo está por verse!!!!!!!!!! si es así que no escampe. No te parece?
    Me encantó

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Amor de madre

Prólogo:
Más allá que Gustavo Cerati ya no esté en este plano sigue valiendo la pena que disfruten de esta entrega en homenaje a esa relación madre e hijo, y como de muchas otras.

De hijo también

"Mama sabe bien, perdí una batalla. Quiero regresar sólo a besarla. No está mal ser mi dueño otra vez, ni temer que el río sangre y calme, al contar de mis plegarias... Tarda en llegar y al final, al final hay recompensa. Mama sabe bien, pequeña princesa. Cuando regresé todo quemaba. No está mal sumergirme otra vez, ni temer que el río sangre y calme, se bucear en silencio... Tarda en llegar y al final, al final hay recompensa. Tarda en llegar y al final hay recompensa... En la zona de promesas".
Esa es la letra de Zona de Promesas, la canción que Gustavo Cerati le escribió y dedicó en 1993 a su mamá Lilian Clark. Ella misma ha sido la encargada de recordarnos este tema al nombrarlo en una entrevista que le hicieron en radio (Mitre- Buenos Aires) el pasado 11 de agosto a raíz del cumpl…

De festival en festival

En la máquina musical del tiempo
Gracias a un vídeo he dejado de lado el fresco recuerdo  del festival Rock in Río Madrid 2010 para viajar 19 años atrás y casi 7.000 kilómetros hasta Caracas. La transportación ha sido a las imágenes que he encontrado de otro gran evento de la música celebrado entre el 2 y 10 de noviembre de 1991, y en la ya mencionada capital venezolana, el 1er Festival de Rock Iberoamericano (Rock Music 91'). 


A muchos no les sonará este acontecimiento por ser de otras partes del mundo y a otros, tal vez, porque ni siquiera habían nacido. Durante cinco días el autocine de EL Cafetal, en Caracas, apagó la ficción de sus proyectores para que miles de personas disfrutáramos en cada una de esas jornadas de la realidad del rock iberoamericano,  que estaba  en una fase de consolidación regional.





A mi parecer este festival de rock Iberoamericano fue uno de los primeros grandes eventos en el continente que logró reunir a algunos de esos grandes exponentes: Soda Stereo, Fito…

¿Quién tiene la culpa?

Misterios de la música
TUM PA, TUM PA, TUM-TUM PA... Este no es un lenguaje pre-histórico, es la codificación en letras de uno de los tantos ritmos que casi siempre está sonando en mi cabeza. Es una batería la que está en mi "azotea", el instrumento musical pasión desde la infancia. Pueden pasar los años pero la atracción se mantiene en alta intensidad. No importan los contratiempos, vender la batería de mi vida (Tama RockStar la negrita), vivir en ciudades donde los apartamentos tienen paredes de papel (Barcelona, Madrid), etc., etc., etc. Siempre, siempre la batería me acompaña, está en mi cerebro.
No encuentro explicación para este conexión tan fuerte con ese instrumento. En mi caso, el único miembro de la familia que ha sido músico instrumentista es el tío Franklin (Altuna), un virtuoso del violonchelo, con un oído prodigioso y con un curriculum no menos impresionante.  Entonces ¿Quién me ha contagiado con ese virus perpetuo durante mi infancia? ¿Quién tiene la culpa de la…