Ir al contenido principal

Dominican power

letrastereo_luis_el_terror_diaz Luis, Rita y los que vengan

"En el Carnaval... baila la calle de noche, baila la calle de día..." Así decía un estribillo que en los tempranos años ochenta popularizó Fernandito Villalona a ritmo de merengue. Esa misma rima sonó hasta el aburrimiento en el 2006 en una parte del tema "Hips don't Lie"  de Shakira y Wycleaf Jean. Pero lo curioso del asunto es que la composición de dicho estribillo fue creada por el "Padre del Rock dominicano", Luis Terror Días.


Parece surrealista decir la frase Rock Dominicano cuando ese pequeño país del Caribe es mundialmente conocido por su merengue y bachata, y popularizado por artistas de la talla de Juan Luis Guerra, Jhonny Ventura, Hermanos Rosario, entre otros. Luis "Terror" Días murió apenas hace un año y ha dejado más de 300 canciones de Rock, Blues, y por supuesto otras con ritmos típicos de la zona como Palos, Bachata y Merengue. Muchas de esas composiciones han sido versionadas por gran cantidad de artistas de su país y otros internacionales como Marc Anthony.

Según mi amigo y periodista dominicano Peterson González, las letras de "EL Terror" han sido de inspiración y de desahogo para varias generaciones dominicanas ante los problemas cotidianos y secuelas de la dictadura de Trujillo en el siglo XX. El mensaje de Luis Días también llegaba con fuerza gracias a la pasión que imprimía interpretando su música, a pesar de no tener una voz privilegiada.



En el año 2004 Luis "Terror" Días fue exaltado por el Estado Dominicano como "Patrimonio Cultural de la Nación".

A continuación podrán ver un poco de esa fuerza que les mencionaba del Padre del Rock Dominicano, Luis "Terror" Días. (Ver vídeo)











letrastereo_rita_indiana
Luis Terror Días se ha ido a componer a otro "mundo" pero en Dominicana la música alternativa tiene mucha vida y relevo seguro.  Una muestra de ello es el vanguardista trabajo de Rita Indiana, quien es escritora, ex-modelo, dramaturga  y que ahora está haciendo una singular propuesta de merengue fusionada con electrónica y rock.


Según Peterson González, Rita está considerada una poeta urbana gracias al contenido de sus dos novelas ( Papi, Las Estrategia Chocueca), dos cuentos (Rumiantes, Ciencia Succión), una obra de teatro (Puente), y por su reciente carrera musical. Esta dominicana ha conectado con éxito con el público de su país no sólo por la novedosa propuesta musical sino también por sus letras coloquiales cargadas de ironía, denuncia y cotidianidad (El Blu del Ping Pong, El Juidero, La hora de Volve, Pásame a Buscá, etc.)



Rita Indiana se hace acompañar por un grupo llamado "Los Misterios" quienes le dan forma al innovador sonido que al parecer está muy en sintonía con este segundo decenio del siglo XXI. 

Disfruten ahora de "El Blu del Ping Pong" en vivo, y entiendan un poco porque  Rita Indiana está triunfando con su nueva onda de merengue alternativo. (Ver Vídeo)









Rita Indiana y Los Misterios una forma alternativa de interpretar el merengue o hacer música electrónica, o las dos a la vez. Lo cierto que es una propuesta innovadora y que muestra otra cara musical de República Dominicana.




Gracias Luis Terror Días, Rita Indiana, y los que sigan con el Dominican Power. 



Adrián Naya



Gracias Pit por abrirme a este "mundo" diferente de tu cultura.
  

Comentarios

  1. La verdad es que es de "terror" la voz de Luis Días en contraste con la espectacular voz de contralto de Rita Indiana....Gracias por esta nueva entrega donde nos permites conocer, como bien expresas, otra cara musical de nuestro hermano país.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Amor de madre

Prólogo:
Más allá que Gustavo Cerati ya no esté en este plano sigue valiendo la pena que disfruten de esta entrega en homenaje a esa relación madre e hijo, y como de muchas otras.

De hijo también

"Mama sabe bien, perdí una batalla. Quiero regresar sólo a besarla. No está mal ser mi dueño otra vez, ni temer que el río sangre y calme, al contar de mis plegarias... Tarda en llegar y al final, al final hay recompensa. Mama sabe bien, pequeña princesa. Cuando regresé todo quemaba. No está mal sumergirme otra vez, ni temer que el río sangre y calme, se bucear en silencio... Tarda en llegar y al final, al final hay recompensa. Tarda en llegar y al final hay recompensa... En la zona de promesas".
Esa es la letra de Zona de Promesas, la canción que Gustavo Cerati le escribió y dedicó en 1993 a su mamá Lilian Clark. Ella misma ha sido la encargada de recordarnos este tema al nombrarlo en una entrevista que le hicieron en radio (Mitre- Buenos Aires) el pasado 11 de agosto a raíz del cumpl…

De festival en festival

En la máquina musical del tiempo
Gracias a un vídeo he dejado de lado el fresco recuerdo  del festival Rock in Río Madrid 2010 para viajar 19 años atrás y casi 7.000 kilómetros hasta Caracas. La transportación ha sido a las imágenes que he encontrado de otro gran evento de la música celebrado entre el 2 y 10 de noviembre de 1991, y en la ya mencionada capital venezolana, el 1er Festival de Rock Iberoamericano (Rock Music 91'). 


A muchos no les sonará este acontecimiento por ser de otras partes del mundo y a otros, tal vez, porque ni siquiera habían nacido. Durante cinco días el autocine de EL Cafetal, en Caracas, apagó la ficción de sus proyectores para que miles de personas disfrutáramos en cada una de esas jornadas de la realidad del rock iberoamericano,  que estaba  en una fase de consolidación regional.





A mi parecer este festival de rock Iberoamericano fue uno de los primeros grandes eventos en el continente que logró reunir a algunos de esos grandes exponentes: Soda Stereo, Fito…

¿Quién tiene la culpa?

Misterios de la música
TUM PA, TUM PA, TUM-TUM PA... Este no es un lenguaje pre-histórico, es la codificación en letras de uno de los tantos ritmos que casi siempre está sonando en mi cabeza. Es una batería la que está en mi "azotea", el instrumento musical pasión desde la infancia. Pueden pasar los años pero la atracción se mantiene en alta intensidad. No importan los contratiempos, vender la batería de mi vida (Tama RockStar la negrita), vivir en ciudades donde los apartamentos tienen paredes de papel (Barcelona, Madrid), etc., etc., etc. Siempre, siempre la batería me acompaña, está en mi cerebro.
No encuentro explicación para este conexión tan fuerte con ese instrumento. En mi caso, el único miembro de la familia que ha sido músico instrumentista es el tío Franklin (Altuna), un virtuoso del violonchelo, con un oído prodigioso y con un curriculum no menos impresionante.  Entonces ¿Quién me ha contagiado con ese virus perpetuo durante mi infancia? ¿Quién tiene la culpa de la…