Ir al contenido principal

Un silencio stereo

letrastereo_cerati_estudioPrólogo:

Gustavo Cerati ya no está en este plano aunque sigue valiendo la pena que disfruten de esta entrega en homenaje a su genialidad compartida por tantos años.
Gracias Gustavo, totales.

"Ey, Cerati... ¡Despieeertaaa!"

Los que me conocen saben del alto grado de admiración que siento por un músico argentino, Gustavo Cerati.


Por unas semanas he intentado actuar como si no me afectara el delicado estado de salud que padece este genio, a mi parecer, del pop-rock latino. El infarto cerebral que sufrió el pasado 16 de mayo lo mantiene inconsciente después de 2 meses. Desde aquella fecha he deseado cada día que Cerati se levante de la cama y con guitarra en mano nos siga componiendo más temas para la banda sonora de muchas de nuestras vidas. En mi caso lo ha hecho desde mediados de los ochentas con Soda Stereo (10 discos), y ya en solitario desde hace poco más de 10 diez años (7 discos).


Esta entrega de Letrastereo es un acto de gratitud hacia esa persona que queriéndolo o no ha transmitido a muchos un sinfín de emociones a través de la música por más de 25 años en toda América.


Eso no ha pasado en Europa donde Cerati es prácticamente un desconocido, a pesar de haber hecho conciertos en España en el 91' y 92'  en las giras de Soda Stereo con "Canción Animal" y "Dynamo", y en el 2004 y 06' para los tours de "Siempre es Hoy" y "Ahí Vamos", ya sin la exitosa banda. De hecho el mismo día que sufrió el infarto cerebral conocíamos por este lado del charco las fechas para la gira española de "Fuerza Natural" (22 de octubre, Sala Riviera, Madrid).


Pocas horas duró la emoción pues ese mismo día llegaron desde Caracas por diferentes fuentes las duras noticias sobre  el delicada salud de Cerati justo minutos después de concluir la gira Latinoamericana en la capital venezolana. Medio cerebro con daños irreversibles según me explico recientemente un amigo médico y seguidor también del líder de Soda Stereo (M.Q.)



Creo en la energía, la suya y la todo el universo, por eso pienso que no se está destruyendo sino sólo se está transformando. En el presente y futuro tendremos la vibra musical de Gustavo Cerati a través de sus discos y gracias a los recuerdos audivisuales que ha dejado, y por supuesto, estará su energía en nuestra memoria. 



Este excelente guitarrista, cantante y, sobre todas las cosas, compositor, le ha puesto palabras a muchas de nuestras experiencias, emociones y pensamientos. En este sentido, el escritor y pana José Urriola publicó el 19 de mayo en el blog Rostros de Viento  un texto que refleja de cierta forma el sentir de muchos que han disfrutado de la obra musical y artística de Cerati con y sin Soda.




Ahora quiero que disfruten de una pequeña muestra del talento de este músico que ha magnetizado a miles por décadas. El tema del video a continuación se llama "Vivo". Parece una paradoja en su delicada situación de salud, pero quiero que escuchen la letra y sientan la música. (Ver Video)











"Conocer la otra mitad, es poco. Comprender que solo esta, es más puro"."El fin de amar es sentirse Vivo". Decenas de frases como estas nos ha regalado Cerati. Musicalmente hablando no ha habido un disco del músico argentino que repita de género. Desde el primer álbum de Soda Stereo ("Soda Stereo", 1984), hasta "Fuerza Natural" (2009) ha transmutado en diferentes disfraces sonoros: New Wave, Reggae, Rock, Electrónica, Pop, Psicodelia, Ambient, Country, Folklore Argentino, etc., etc., etc. Por eso siempre ha sorprendido con cada producción, y ha sabido generar, con o sin intención, un ansia en sus seguidores por obtener más de Soda Stereo y de sus trabajos en solitario.


Es difícil escoger una canción y simplificar lo que representa Soda Stereo y la aportación de Cerati. Entonces he seleccionado una canción casi al azar de la gira "Me Veras Volver" de reencuentro en el año 2007, "Juegos de Seducción". Sin duda que él y sus compañeros de banda sí que han sabido seducir, sino vean el video que es una pequeña muestra de los más de 1 millón de personas (se escribe rápido) que vieron a Soda Stereo en 21 conciertos por casi toda América en sólo 2 meses de tour. (Ver Video)





Podría seguir poniendo videos tras videos y escribir por horas de las sensaciones vividas con la música de CeratiSoda Stereo. Lo he visto en 10 conciertos y escuchado en miles de momentos con sus canciones en diferentes formatos de grabación (vinilo, cassette, cd, mp3, vhs, dvd, etc.), imposible que no suene su música en mi setlist de memoria cerebral.




Empecé esta entrega de Letrastereo exigiéndole a Cerati que se levantará de la cama. Reconozco que es injusto hacerlo con él y con cualquiera. Gustavo Adrián Cerati Clark nos ha brindado su talento musical por más de 20 años, solamente tendría el derecho  de devolverle una de sus famosas frases: "Gracias Totales".


Adrián Naya





Recomendaciones: Todos los discos de Soda Stereo y Gustavo Cerati, incluido "Colores Santos" junto a Daniel Melero, además de la entrega del Blog Rostros de Viento (  http://joseurriola.blogspot.com/2010/05/gustavo-y-los-nuestros.html)

Comentarios

  1. Adrián, hermano, qué bueno que está esto. Gracias por la referencia. Un gran abrazo y que sigan la música y las letras.

    ResponderEliminar
  2. "...SI ALGO ESTA ENFERMO
    ESTA CON VIDA..."
    AGUANTE CERATI!!!!!!!!!!!!

    Muy bueno este articulo, un abrazo mi pana.

    ResponderEliminar
  3. Excelente artículo Adrián. No había tenido oportunidad de leerlo hasta hoy. Un gran abrazo...

    ResponderEliminar
  4. Justo me preguntaba por estos días que sería de la salud de Cerati, pero me ha gustado más preguntarme por todo lo que me falta escuchar y conocer de su trabajo musical.

    Gran frase de cierre y gran entrega Adrianz! BESOS

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Amor de madre

Prólogo:
Más allá que Gustavo Cerati ya no esté en este plano sigue valiendo la pena que disfruten de esta entrega en homenaje a esa relación madre e hijo, y como de muchas otras.

De hijo también

"Mama sabe bien, perdí una batalla. Quiero regresar sólo a besarla. No está mal ser mi dueño otra vez, ni temer que el río sangre y calme, al contar de mis plegarias... Tarda en llegar y al final, al final hay recompensa. Mama sabe bien, pequeña princesa. Cuando regresé todo quemaba. No está mal sumergirme otra vez, ni temer que el río sangre y calme, se bucear en silencio... Tarda en llegar y al final, al final hay recompensa. Tarda en llegar y al final hay recompensa... En la zona de promesas".
Esa es la letra de Zona de Promesas, la canción que Gustavo Cerati le escribió y dedicó en 1993 a su mamá Lilian Clark. Ella misma ha sido la encargada de recordarnos este tema al nombrarlo en una entrevista que le hicieron en radio (Mitre- Buenos Aires) el pasado 11 de agosto a raíz del cumpl…

De festival en festival

En la máquina musical del tiempo
Gracias a un vídeo he dejado de lado el fresco recuerdo  del festival Rock in Río Madrid 2010 para viajar 19 años atrás y casi 7.000 kilómetros hasta Caracas. La transportación ha sido a las imágenes que he encontrado de otro gran evento de la música celebrado entre el 2 y 10 de noviembre de 1991, y en la ya mencionada capital venezolana, el 1er Festival de Rock Iberoamericano (Rock Music 91'). 


A muchos no les sonará este acontecimiento por ser de otras partes del mundo y a otros, tal vez, porque ni siquiera habían nacido. Durante cinco días el autocine de EL Cafetal, en Caracas, apagó la ficción de sus proyectores para que miles de personas disfrutáramos en cada una de esas jornadas de la realidad del rock iberoamericano,  que estaba  en una fase de consolidación regional.





A mi parecer este festival de rock Iberoamericano fue uno de los primeros grandes eventos en el continente que logró reunir a algunos de esos grandes exponentes: Soda Stereo, Fito…

¿Quién tiene la culpa?

Misterios de la música
TUM PA, TUM PA, TUM-TUM PA... Este no es un lenguaje pre-histórico, es la codificación en letras de uno de los tantos ritmos que casi siempre está sonando en mi cabeza. Es una batería la que está en mi "azotea", el instrumento musical pasión desde la infancia. Pueden pasar los años pero la atracción se mantiene en alta intensidad. No importan los contratiempos, vender la batería de mi vida (Tama RockStar la negrita), vivir en ciudades donde los apartamentos tienen paredes de papel (Barcelona, Madrid), etc., etc., etc. Siempre, siempre la batería me acompaña, está en mi cerebro.
No encuentro explicación para este conexión tan fuerte con ese instrumento. En mi caso, el único miembro de la familia que ha sido músico instrumentista es el tío Franklin (Altuna), un virtuoso del violonchelo, con un oído prodigioso y con un curriculum no menos impresionante.  Entonces ¿Quién me ha contagiado con ese virus perpetuo durante mi infancia? ¿Quién tiene la culpa de la…