Ir al contenido principal

Gozadera bien visible

letrastereo_amigos_invisibles_madridCon 'los amigos'

Madrid 10 de abril del 2010, 10:00pm de la noche. El Estadio Santiago Bernabéu estaba repleto con más de 70 mil aficionados y cientos de medios de comunicación transmitiendo para todo el mundo "el partido del milenio" entre el Real Madrid y el Barcelona de la liga española de fútbol. A menos de 5 kilómetros de allí la banda venezolana Los Amigos Invisibles estaban haciendo honor a su nombre para casi todos en la capital española, menos para los cientos que abarrotábamos la Sala Heineken, y para quienes Los Amigos eran visibles y "gozables".


"Hola Madriiiid...Bienvenidos mis panas  a disfrutar con Los Amigos Invisibles! Todos están pendientes del juego Madrid-Barcelona, pero ahora aquí vamos a bailar". Palabras mágicas de Julio Briceño, vocalista de la banda que, junto a la contagiosa música y a la energía fiestera sobre la tarima, nos hicieron olvidar (incluido a este fan del fútbol) del "súper evento" que se producía simultáneamente en la misma ciudad.
 

Si es de pasarla bien, estos "chamos" (chavales, chavos) de Caracas han sabido hacerlo cada vez mejor durante 19 años de trayectoria ascendente. Como melómano y seguidor desde los ochentas de la "movida"  pop-rock en Venezuela y Latinoamérica, he podido ser testigo en varias ocasiones de la vibra dance de Los Amigos Invisibles. Desde sus orígenes este grupo ha sabido mezclar el dance, latinjazz, acid-jazz, salsa, funk, bossanova, entre otros géneros,  para entrar en la lista de éxitos de la emisoras venezolanas, de esta forma rompiendo las barreras ya comentadas en otra entrega (leer Sentimiento Muerto, Más Vivo que Nunca).


Por supuesto, sus letras con la típica picardía lingüística de los "chamos" venezolanos, basada en el doble sentido, el sexo, la fiesta,  han sido "la otra pierna" para que Los Amigos Invisibles hayan caminado con firmeza año tras año.

En Sala Heineken de Madrid se pusieron de manifiesto todas esas características y virtudes que he descrito, con el añadido que en esta presentación escuchábamos en vivo el nuevo material titulado Commercial (es así en inglés), ganador del Grammy Latino como Mejor Álbum de Música Alternativa.



El concierto arrancó con batería, bajo, teclado y percusión hilando la base musical dance que iba poniendo el DJ Afro. Por unos instantes volteaba y el "pinchadiscos" continuaba allí y parte del grupo seguía tocando en la tarima, señal inequívoca que el concierto estaba en el pre-calentamiento (como el madrid-barsa). De repente DJ Afro se hizo "invisible" y apareció como Cheo, guitarrista de la banda, y junto a Julio Briceño dieron el pitazo inicial a la fiesta.

Sexy, Amor y Yo no sé  fueron el abre boca para que llegara Mentira, el pegajoso tema que puso a temblar el suelo de la Sala Heineken. (Ver Video)








De un tema a otro había que cambiar el paso durante la presentación, pues dabas brincos  En Cuatro (es literal) y en Cuchi Cuchi,  movías la cadera con  El baile del Sobón, Merengue Killa, Oyeme Nena y Esto es Lo Que Hay, y dabas pasos dance con Disco Anal, Ultra Funk, La Vecina, por nombrar algunas. En todo momento las canciones muy bien enlazadas, como para que no decayera la fiesta. De hecho, se han valido de compases de éxitos de la música House, Funk, o incluso de Michael Jackson y The Police antes de comenzar con sus temas.




letrastereo_amigos_invisibles_madrid
Un momento que rompió con el ritmo de la secuencia musical, pero le sumó un ingrediente anecdótico fue cuando Julio anunció: "Tengo un pana en Madrid que quiere ahora pedirle algo a su novia 'Daniela'. Todas las luces se encendieron para que el chico, rodilla en el suelo, y en medio de la pista de la Sala Heineken hiciera la propuesta "formalmente" de matrimonio.


Sueño erótico, Yo Soy Así, Plastic Woman, Viviré Para Ti, continuaron con la fiesta con más razón para esa pareja recién comprometida, por lo menos eso pareció.


Disfruten de otro momento de la gozadera por Madrid con los "invisibles" y su Vecina. (Ver Video)






¿Habrá terminado el Madrid-Barsa? Ya era tiempo de volver a la "realidad".


Adrián Naya




Comentarios

  1. De nuevo me deleitas con una nueva entrega....al escuchar a tus amigos invisibles me remonto a otrora tiempos en nuestra qta. ene-a y .......

    ResponderEliminar
  2. Gozadera total poder estar ahí y descubrir a lado tuyo a los Amigos Invisibles! Qué concierto más bueno y divertido! Gracias Minaya!

    ResponderEliminar
  3. Adrián tienes que darnos las canciones de los Invisibles para que cuando vuelvan no nos perdamos la gozadera total... La pinta que tiene invita... y mucho! Gracias por regalarnos la visible gozadera, jejee
    Peterson

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Amor de madre

Prólogo:
Más allá que Gustavo Cerati ya no esté en este plano sigue valiendo la pena que disfruten de esta entrega en homenaje a esa relación madre e hijo, y como de muchas otras.

De hijo también

"Mama sabe bien, perdí una batalla. Quiero regresar sólo a besarla. No está mal ser mi dueño otra vez, ni temer que el río sangre y calme, al contar de mis plegarias... Tarda en llegar y al final, al final hay recompensa. Mama sabe bien, pequeña princesa. Cuando regresé todo quemaba. No está mal sumergirme otra vez, ni temer que el río sangre y calme, se bucear en silencio... Tarda en llegar y al final, al final hay recompensa. Tarda en llegar y al final hay recompensa... En la zona de promesas".
Esa es la letra de Zona de Promesas, la canción que Gustavo Cerati le escribió y dedicó en 1993 a su mamá Lilian Clark. Ella misma ha sido la encargada de recordarnos este tema al nombrarlo en una entrevista que le hicieron en radio (Mitre- Buenos Aires) el pasado 11 de agosto a raíz del cumpl…

De festival en festival

En la máquina musical del tiempo
Gracias a un vídeo he dejado de lado el fresco recuerdo  del festival Rock in Río Madrid 2010 para viajar 19 años atrás y casi 7.000 kilómetros hasta Caracas. La transportación ha sido a las imágenes que he encontrado de otro gran evento de la música celebrado entre el 2 y 10 de noviembre de 1991, y en la ya mencionada capital venezolana, el 1er Festival de Rock Iberoamericano (Rock Music 91'). 


A muchos no les sonará este acontecimiento por ser de otras partes del mundo y a otros, tal vez, porque ni siquiera habían nacido. Durante cinco días el autocine de EL Cafetal, en Caracas, apagó la ficción de sus proyectores para que miles de personas disfrutáramos en cada una de esas jornadas de la realidad del rock iberoamericano,  que estaba  en una fase de consolidación regional.





A mi parecer este festival de rock Iberoamericano fue uno de los primeros grandes eventos en el continente que logró reunir a algunos de esos grandes exponentes: Soda Stereo, Fito…

¿Quién tiene la culpa?

Misterios de la música
TUM PA, TUM PA, TUM-TUM PA... Este no es un lenguaje pre-histórico, es la codificación en letras de uno de los tantos ritmos que casi siempre está sonando en mi cabeza. Es una batería la que está en mi "azotea", el instrumento musical pasión desde la infancia. Pueden pasar los años pero la atracción se mantiene en alta intensidad. No importan los contratiempos, vender la batería de mi vida (Tama RockStar la negrita), vivir en ciudades donde los apartamentos tienen paredes de papel (Barcelona, Madrid), etc., etc., etc. Siempre, siempre la batería me acompaña, está en mi cerebro.
No encuentro explicación para este conexión tan fuerte con ese instrumento. En mi caso, el único miembro de la familia que ha sido músico instrumentista es el tío Franklin (Altuna), un virtuoso del violonchelo, con un oído prodigioso y con un curriculum no menos impresionante.  Entonces ¿Quién me ha contagiado con ese virus perpetuo durante mi infancia? ¿Quién tiene la culpa de la…