Ir al contenido principal

Radio Encendida

letrastereo_la_casa_encendida
Un domingo cualquiera
¡Estás, o no estás! Depende, porque el pasado domingo 14 de marzo podías estar escuchando la radio o estar dentro de ella. Sí, tal cual, porque desde hace siete años Radio 3 de España y el centro cultural La Casa Encendida de Madrid escogen un día para fusionar sus realidades en un concierto denominado La Radio Encendida. En está edición fueron casi 12 horas de conciertos en dos escenarios alternos sin interrupciones para evitar el silencio,  lo más perjudicial para cualquier emisora. También el evento fue retransmitido por la web desde el mismo lugar donde habitualmente se hacen exposiciones, conferencias, películas, y como en este caso, música en vivo.


La Radio Encendida comenzó a las 12 del mediodía con la puntualidad que exige el estar al aire. Como no iba a tener cuerpo para aguantar tantas horas de concierto, encendí el mp3/radio para escuchar el arranque a cargo de Chico Ocaña. El ex miembro del grupo Mártires del Compás descargó por 45 minutos una sabrosa rumba fusionada con rockabilly, y aderezada con letras ocurrentes, como su canción de "Los 30 metros", irónico título relacionado con una polémica propuesta gubernamental de vivienda en España. En la misma tónica rumbera le tocó el turno a Muchachito Bombo Infierno, en esta oportunidad acompañado por el guitarrista de Melomanía.



Mi domingo seguía avanzando entre actividades típicas del último día de la semana, mientras mantenía contacto auditivo con las presentaciones en Radio 3:  Clint, Napoleón Solo, Cohete, Najwa, Coque Malla y La Bien Querida. A las 6:00pm dejé sólo de escuchar para "entrar" en la radio cuando pisé el patio central de La Casa Encendida. De allí  provenía la mitad de la música que antes salía por mi radio, y la otra mitad era producida desde un auditorio interno del edificio. Arthurs and The Writers (antes conocidos como Niño y Pistola) fueron los primeros que empecé a ver. Esta banda, con repertorio en inglés y con un sonido de rock acústico, no decía mucho en los primeros minutos, pero a medida que avanzaron los temas me fui contagiando de su ritmo sereno y melodioso, muy al estilo de Tom Petty, Neil Young, e incluso de los Beatles.



A las 7:00pm de la tarde terminó la presentación de los Arthurs y tocaba salir de la La Radio Encendida,  es decir, pa' la calle. La logística del evento requería desocupar el patio cada vez que terminaba una presentación y hacer una nueva cola en las afueras del edificio. En ese momento aproveché para encender nuevamente la radio y no perder detalles de Gerard Quintana. Facto Delafé y Las Flores Azules era lo que continuaba en el programa. Pero antes del grupo de barcelonés subió a la tarima Yolanda Camino, quién hizo su performance de electro/pop en 20 minutos, y además recibió el premio "Disco Grande" como mejor maqueta del 2009. 





Los chicos de Delafé comenzaron con su actuación a las 7:50pm con una propuesta de  pop/hip-hop contagiosa, elaborada con una melodiosa voz femenina (Helena Miquel), unas divertidas rimas rapeadas (Oscar D'aniello) con energía, sin caer en la agresividad muy común en el hip-hop USA, y con una base musical secuenciada (Marc Barrachina) desde una Mac. Confieso que esta agrupación cambió un poco, para mejor, mi concepto prejuiciado sobre este género. (Ver Video)







letrastereo_ilegales
Supo a poco los 35 minutos del divertido show de Facto Delafé y Las Flores Azules. Después de algunas horas tocaba alimentar un poco el cuerpo y cargar baterías para el cierre de La Radio Encendida en el escenario Patio. Me volví a conectar a mi aliado de la jornada (mp3/radio) y en la calle mantuve enteré de lo que pasaba con Pony Bravo, McEnroe, y  con el oscarizado en 2005, Jorge Drexler. Al uruguayo me hubiera gustado también verle , aunque el diminuto auditorio del centro cultural no tenía la capacidad para albergar para los que peregrinamos hasta La Casa Encendida.


Pero todavía me quedaba "una última carta por jugar",  descubrir en vivo a una vieja banda que, una vez a mediados de los ochentas, llegó a mi manos en formato cassette pirata, Ilegales (no confundir con el grupo merengue-house del mismo nombre).



A las 10:30pm de la noche fue el turno del grupo asturiano con 30 años de camino. Con un potente sonido los Ilegales hicieron mover a más de uno, principalmente, a los más canosos que de repente  llenaron La Casa Encendida. No me falló la memoria auditiva y logré identificar algunos temas, como "La Casa del Misterio" (1985) que pueden disfrutar a continuación. (Ver Video)







"Hasta pronto", dijeron los señores de los Ilegales. Eran los 11:35pm y La Radio Encendida se apagó,  probablemente, hasta el 2011 cuando esta emisora vuelva a transmitir sus señales por octava ocasión.





Adrián Naya

Comentarios

  1. Que ineteresante....como todas las propuestas de "la casa encendida"....no lo crees?
    Abrazos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Amor de madre

Prólogo:
Más allá que Gustavo Cerati ya no esté en este plano sigue valiendo la pena que disfruten de esta entrega en homenaje a esa relación madre e hijo, y como de muchas otras.

De hijo también

"Mama sabe bien, perdí una batalla. Quiero regresar sólo a besarla. No está mal ser mi dueño otra vez, ni temer que el río sangre y calme, al contar de mis plegarias... Tarda en llegar y al final, al final hay recompensa. Mama sabe bien, pequeña princesa. Cuando regresé todo quemaba. No está mal sumergirme otra vez, ni temer que el río sangre y calme, se bucear en silencio... Tarda en llegar y al final, al final hay recompensa. Tarda en llegar y al final hay recompensa... En la zona de promesas".
Esa es la letra de Zona de Promesas, la canción que Gustavo Cerati le escribió y dedicó en 1993 a su mamá Lilian Clark. Ella misma ha sido la encargada de recordarnos este tema al nombrarlo en una entrevista que le hicieron en radio (Mitre- Buenos Aires) el pasado 11 de agosto a raíz del cumpl…

De festival en festival

En la máquina musical del tiempo
Gracias a un vídeo he dejado de lado el fresco recuerdo  del festival Rock in Río Madrid 2010 para viajar 19 años atrás y casi 7.000 kilómetros hasta Caracas. La transportación ha sido a las imágenes que he encontrado de otro gran evento de la música celebrado entre el 2 y 10 de noviembre de 1991, y en la ya mencionada capital venezolana, el 1er Festival de Rock Iberoamericano (Rock Music 91'). 


A muchos no les sonará este acontecimiento por ser de otras partes del mundo y a otros, tal vez, porque ni siquiera habían nacido. Durante cinco días el autocine de EL Cafetal, en Caracas, apagó la ficción de sus proyectores para que miles de personas disfrutáramos en cada una de esas jornadas de la realidad del rock iberoamericano,  que estaba  en una fase de consolidación regional.





A mi parecer este festival de rock Iberoamericano fue uno de los primeros grandes eventos en el continente que logró reunir a algunos de esos grandes exponentes: Soda Stereo, Fito…

¿Quién tiene la culpa?

Misterios de la música
TUM PA, TUM PA, TUM-TUM PA... Este no es un lenguaje pre-histórico, es la codificación en letras de uno de los tantos ritmos que casi siempre está sonando en mi cabeza. Es una batería la que está en mi "azotea", el instrumento musical pasión desde la infancia. Pueden pasar los años pero la atracción se mantiene en alta intensidad. No importan los contratiempos, vender la batería de mi vida (Tama RockStar la negrita), vivir en ciudades donde los apartamentos tienen paredes de papel (Barcelona, Madrid), etc., etc., etc. Siempre, siempre la batería me acompaña, está en mi cerebro.
No encuentro explicación para este conexión tan fuerte con ese instrumento. En mi caso, el único miembro de la familia que ha sido músico instrumentista es el tío Franklin (Altuna), un virtuoso del violonchelo, con un oído prodigioso y con un curriculum no menos impresionante.  Entonces ¿Quién me ha contagiado con ese virus perpetuo durante mi infancia? ¿Quién tiene la culpa de la…