Ir al contenido principal

Simplemente Franco

letrastereo_franco_de_vita_madridDe Vita

"Franco, Franco, Franco, Franco..." Si en ese momento hubiera cerrado los ojos y viajado en la máquina del tiempo a la España de hace 35 años, por lo menos, seguro que ese nombre gritado por una multitud habría tenido otra connotación, sin duda, menos musical que la experiencia que íbamos a vivir todos los presentes el pasado 28 de febrero del 2010 en el Palacio de los Deportes de Madrid. El recinto cubierto, lugar con historia de grandes citas de la música popular, fue el escenario para el cierre del tour de Franco De Vita, Simplemente La Verdad, que le llevó a casi toda América  y a Europa en 2 ocasiones.


Para quien no lo conoce,  el cantautor venezolano ha logrado conectar desde hace más de 25 años con gran parte del público latinoamericano a través de la balada, alimentada también por el rock (sus orígenes: Grupo Corpus e Ícaro. Fuente Wikipedia), pop, música caribeña, reggae, entre otros. Franco De Vita ha sonado sencillo y directo, tal vez ese sea el ingrediente que le ha dado la fórmula para estar en pie de lucha después de tantos años, y seguir con fuerza su deseo de conquistar nuevos terrenos, en este caso, España.


letrastereo_prensa_franco_de_vita
Letrastereo ha sido invitado para ser testigo de este nuevo esfuerzo de Franco por entrar en Europa, y la excusa ha sido la última estación del tour Simplemente La Verdad.  Para registrar esta misión se ha sumado al equipo Aníbal Ordosgoitty con videocámara en mano. La aventura del concierto del cantautor venezolano empezó desde el momento que pasamos por detrás del escenario, vía hacia la consola de audio donde había una espacio para las cámaras de video. Técnicos para un lado y el otro.



A los pocos minutos el Palacio de los Deportes quedó a oscuras y desde el escenario unas luces amarillas comenzaron a iluminar hacia todas las direcciones, mientras que de los parlantes salía una pista de audio con música sinfónica. Si antes había expectación, ya para ese momento la tensión llegó al tope. Fin de esas luces y empezaron a sonar los primeros acordes de Simplemente La Verdad, canción que da nombre también a su más reciente producción discográfica (2008) y el motivo de la gira que estaba dando sus últimos respiros. Pero nadie agonizaba, menos Franco De Vita, quien al subir al escenario comenzó a descargar toda su energía como en aquellos años de finales de los ochentas y principios de los noventas en el Poliedro de Caracas (recinto de espectáculos), experiencia que tuve la oportunidad de presenciar en 1990, en la gira Extranjero. (Ver ticket 2). Como en aquella ocasión, Franco estaba acompañado de músicos de alto nivel y jóvenes que le inyectaron también savia al espectáculo: Dos guitarristas, bajo, batería, saxo, trompeta, trombón, teclas, percusión y violín.


Una veintena de temas del músico venezolano sonaron en el recinto madrileño mientras el público, mayoritariamente de América Latina, cantaba con la misma pasión que salía desde la tarima. Por momentos dudé si estaba en Madrid. El recital arrancó con Simplemente La Verdad para seguir por un recorrido que nos llevó a diferentes épocas con temas como Louis, Un buen Perdedor, Será, Somos Tres, Tengo, Latino, No Basta y la emotiva Al Norte del Sur cantada a capela y dedicada a Venezuela, entre otras.




Por momentos de la noche Franco De Vita sacó a "Il Padrino" a escena. No se asusten, no mandó a perjudicar a nadie. Más bien hizo todo lo contrario, invitó a nuevos talentos de la música como su compatriota Georgina, el dúo cubano BNK y la española María Toledo. Pero este gesto no fue sólo para que cantaran algunos de sus temas (Fuera de este Mundo, Si La Ves), sino que tuvieron la oportunidad de interpretar por primera vez sus canciones en la gran vitrina que es el Palacio de los Deportes de Madrid.



letrastereo_franco_de_vita_concierto_madrid
Para cerrar el concierto el cantautor venezolano puso a bailar a todos los presentes con Traigo una pena, tema de sonido tropical que en su versión original contó con la participación de los reconocidos salseros Cheo Feliciano y Gilberto Santa Rosa. Para esta ocasión Franco se acompañó de la cubana Lucrecia, quién le dio ese sabor a Caribe y nos calentó más la sangre. Ya habían pasado más de dos horas y el tren de Simplemente La Verdad dejó de transitar.

A continuación disfruten de un estrato de la noche del 28 de febrero del 2010 en el Palacio de los Deportes de Madrid, con un viejo conocido de Franco De Vita, Louis. (Ver Video)




Cámara Anibal Ordosgoitty grabado en Alta Definición)





letrastereo_con_franco_de_vita
Para Letrastereo la noche con Franco De Vita no acabó cuando las luces del escenario se apagaron. Fuimos invitados a celebrar por el éxito de la gira y poder desearle  al cantautor entrar con su música al fuerte mercado español. También fue un momento para sentir como en el espectáculo a un Franco De Verdad, Simplemente De Vita. 


Adrián Naya


(Gracias a Aníbal Ordosgoitty, Nancy Sánchez, Planet Events, Vanadiss...)

Comentarios

  1. Conchale......como me perdí esa!!!!!!
    Felicidades por tu reportaje y tambien a Anibal Ordodgoitty por su excelente trabajo.
    Mom

    ResponderEliminar
  2. Adrián, me has dado de lleno, es raro que yo reconozca ser fan de algo o alguien, pero Franco de Vita es otra cosa ...

    La mayoría de las veces que dediqué canciones en el pasado (y alguna que otra más reciente) me apoyé en el repertorio de Franco de Vita.

    Franco sólo ha dado dos conciertos en Tenerife, el último también de esta gira y no me he perdido ninguno, simplemente es genial.

    Un abrazo, Carlos

    ResponderEliminar
  3. No te imaginas cuántas veces he tocado canciones de Franco en cualquier tipo de reuniones con latinos jejeje.
    Por cierto, el bajista es Lorenzo Barriendos, un gran músico. No te imaginas detrás de cuántos discos está, no sólo en Venezuela sino también aquí en España. Son un montón!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Adrianz!
    Siempre me sorprendes con cada entrega de Letrastereo!
    Qué maravilla que pudiste traernos un pedacito de concierto de este Franco.

    Besitos !

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Amor de madre

Prólogo:
Más allá que Gustavo Cerati ya no esté en este plano sigue valiendo la pena que disfruten de esta entrega en homenaje a esa relación madre e hijo, y como de muchas otras.

De hijo también

"Mama sabe bien, perdí una batalla. Quiero regresar sólo a besarla. No está mal ser mi dueño otra vez, ni temer que el río sangre y calme, al contar de mis plegarias... Tarda en llegar y al final, al final hay recompensa. Mama sabe bien, pequeña princesa. Cuando regresé todo quemaba. No está mal sumergirme otra vez, ni temer que el río sangre y calme, se bucear en silencio... Tarda en llegar y al final, al final hay recompensa. Tarda en llegar y al final hay recompensa... En la zona de promesas".
Esa es la letra de Zona de Promesas, la canción que Gustavo Cerati le escribió y dedicó en 1993 a su mamá Lilian Clark. Ella misma ha sido la encargada de recordarnos este tema al nombrarlo en una entrevista que le hicieron en radio (Mitre- Buenos Aires) el pasado 11 de agosto a raíz del cumpl…

De festival en festival

En la máquina musical del tiempo
Gracias a un vídeo he dejado de lado el fresco recuerdo  del festival Rock in Río Madrid 2010 para viajar 19 años atrás y casi 7.000 kilómetros hasta Caracas. La transportación ha sido a las imágenes que he encontrado de otro gran evento de la música celebrado entre el 2 y 10 de noviembre de 1991, y en la ya mencionada capital venezolana, el 1er Festival de Rock Iberoamericano (Rock Music 91'). 


A muchos no les sonará este acontecimiento por ser de otras partes del mundo y a otros, tal vez, porque ni siquiera habían nacido. Durante cinco días el autocine de EL Cafetal, en Caracas, apagó la ficción de sus proyectores para que miles de personas disfrutáramos en cada una de esas jornadas de la realidad del rock iberoamericano,  que estaba  en una fase de consolidación regional.





A mi parecer este festival de rock Iberoamericano fue uno de los primeros grandes eventos en el continente que logró reunir a algunos de esos grandes exponentes: Soda Stereo, Fito…

¿Quién tiene la culpa?

Misterios de la música
TUM PA, TUM PA, TUM-TUM PA... Este no es un lenguaje pre-histórico, es la codificación en letras de uno de los tantos ritmos que casi siempre está sonando en mi cabeza. Es una batería la que está en mi "azotea", el instrumento musical pasión desde la infancia. Pueden pasar los años pero la atracción se mantiene en alta intensidad. No importan los contratiempos, vender la batería de mi vida (Tama RockStar la negrita), vivir en ciudades donde los apartamentos tienen paredes de papel (Barcelona, Madrid), etc., etc., etc. Siempre, siempre la batería me acompaña, está en mi cerebro.
No encuentro explicación para este conexión tan fuerte con ese instrumento. En mi caso, el único miembro de la familia que ha sido músico instrumentista es el tío Franklin (Altuna), un virtuoso del violonchelo, con un oído prodigioso y con un curriculum no menos impresionante.  Entonces ¿Quién me ha contagiado con ese virus perpetuo durante mi infancia? ¿Quién tiene la culpa de la…