Ir al contenido principal

U2

letrastereo_u2_by_u2Una vez, 2 veces...

En la vida pocos libros me han atrapado dos veces. Y se preguntaran: "¿Y este blog no es sobre música? ¿Por qué empieza a hablar de libros?  Porque el libro que quiero compartirles, mientras lees sus páginas, te transporta hacia la música, U2 by U2. Esta edición impresa del 2006, es la historia de un "niño" concebido por cuatro adolescentes irlandeses, y que un día de finales de los setentas lo bautizaron como un avión militar soviético, U2. Ese "niño" ha crecido poco a poco con sus tropiezos y aciertos hasta madurar como el gran "ser" que con mucha humildad ha logrado un importante lugar en la historia del pop/rock mundial.  



Los padres de la criatura, Bono (Paul Hewson), The Edge (David Evans), Adam Clayton y Larry Mullen Jr., hacen en U2 BY U2 una minuciosa radiografía, un intenso psicoanálisis, y tal vez una profunda cirugía de sus vidas como personas "de a pie", y como integrantes de la exitosa banda irlandesa más influyente, hasta los momentos. Leer los comentarios de cualquiera de ellos, fue y ha sido, como tener una conversación con un amigo muy cercano, como en esos días de desahogo por algún problema o de euforia por haber besado a la chica que le gustaba, por poner un ejemplo.




U2 by U2 ha caído por segundo vez en mis manos , debido al azar y al hábito de investigar videos musicales en YouTube (aún no llega a vicio, pero falta poco). La imágenes "culpables" han sido de un episodio que vivió la banda en 1985, y que casi ocasionó la disolución de  U2, según confesión  de sus  integrantes. Los invito a ver la secuencia de la presentación de los irlandeses en el estadio de Wembley, como parte del macro concierto del  LIVE AID, que fue una transmisión en directo por televisión a parte del mundo, el día 13 de julio de ese año. (Ver Video)












letrastereo_bono


Ese momento de improvisación en directo por tv de Bono resultó ser una difícil experiencia para el resto de la banda, como lo explica The Edge: "...me sentía absolutamente desconcertado y miraba a Adam y a Larry para saber si ellos sabían lo que estaba pasando; ellos me devolvían la mirada con la cara llena de pánico...hacía rato que nos repetíamos. Después de abrazar una chica (Bono) regresó al escenario que duro cinco minutos más. Me alegro que las cámaras no mostrasen nuestras caras, porque habríamos parecido Los Tres Chiflados. Y el mismo Bono reconoció lo arriesgado que supuso su acto para el futuro de la banda: "No tocamos nuestro gran éxito (Pride)... me olvidé de la canción. El grupo se enfadó mucho, mucho; estuvieron a punto de echarme".


Ese episodio de U2, que un principio fue visto por la banda como un desastre, terminó siendo "un punto y a parte" para el definitivo despegue  internacional del grupo. "Dos días después recibí un mensaje de Paul (Mcguinnes, manager de U2) en el que me dijo que no lo iba a creer pero las emisoras de radio y televisión preguntaron a la gente cuál fue el momento culminate del Live Aid y mucha gente escogió la actuación de U2", explicó Bono. "El viaje de Bono tuvo un gran significado, imbuyó a la gente del sentimiento del día. Su instinto de interprete se demostró correcto, ¡Otra vez!, reconoció Adam Clayton después del mal trago en la tarima. Los discos de la banda volvieron a entrar en las listas y a subir rápidamente, según afirmó el manager Paul McGuinnes en U2 by U2.


No sería el primer ni último episodio crítico o intenso en la vida U2.  Menos, con tantas aventuras y campañas en favor de causas solidarias, y donde han tenido la oportunidad de colaborar con muchos artistas y grupos de renombre. Una de esas bandas exitosas fue The Police, con quienes coincidieron en la gira "A Conspirancy of Hope" de Amnistía Internacional en 1986. Gracias a la magia de la biblioteca audiovisual, ya mencionada, tropecé con un momento curioso, Bono cantando un tema con The Police. Después de esa interpretación ocurrió un hecho muy simbólico para U2 y que quisieron reflejar en el libro, y por supuesto se puede verificar en el siguiente video. (Ver Video)











Si se dieron cuenta Sting le entrega su bajo a Adam Clayton para que comience la actuación de U2, y así los irlandeses cerrar esa noche y la gira. "Cuando los integrantes The Police nos entregaron sus instrumentos me pareció un increíble acto de generosidad...fue muy emotivo, sobre todo para ellos. Creo en los ojos de Sting se veía claro que ya no iba a estar más en un grupo. Habían participado juntos en aquella gira y allí se acababa todo. Fue un gran momento, como pasar la antorcha", Bono. (The Police volvería fugazmente a la carretera 21 años más tarde, experiencia que algunos afortunados pudimos disfrutar). 


Tal vez Bono tenía razón, y U2 haya recibido de la banda inglesa, y mantenido, el relevo como uno de los grupos que ha abanderado el pop/rock de las últimas décadas.


Adrián Naya


(Gracias Rossana por este regalo, U2 by U2)



Comentarios

  1. Adrianz!
    Eres mi ticher musical. Espero con ganas cada una de tus entregas. U2 re-mola!
    Gracias majo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Amor de madre

Prólogo:
Más allá que Gustavo Cerati ya no esté en este plano sigue valiendo la pena que disfruten de esta entrega en homenaje a esa relación madre e hijo, y como de muchas otras.

De hijo también

"Mama sabe bien, perdí una batalla. Quiero regresar sólo a besarla. No está mal ser mi dueño otra vez, ni temer que el río sangre y calme, al contar de mis plegarias... Tarda en llegar y al final, al final hay recompensa. Mama sabe bien, pequeña princesa. Cuando regresé todo quemaba. No está mal sumergirme otra vez, ni temer que el río sangre y calme, se bucear en silencio... Tarda en llegar y al final, al final hay recompensa. Tarda en llegar y al final hay recompensa... En la zona de promesas".
Esa es la letra de Zona de Promesas, la canción que Gustavo Cerati le escribió y dedicó en 1993 a su mamá Lilian Clark. Ella misma ha sido la encargada de recordarnos este tema al nombrarlo en una entrevista que le hicieron en radio (Mitre- Buenos Aires) el pasado 11 de agosto a raíz del cumpl…

De festival en festival

En la máquina musical del tiempo
Gracias a un vídeo he dejado de lado el fresco recuerdo  del festival Rock in Río Madrid 2010 para viajar 19 años atrás y casi 7.000 kilómetros hasta Caracas. La transportación ha sido a las imágenes que he encontrado de otro gran evento de la música celebrado entre el 2 y 10 de noviembre de 1991, y en la ya mencionada capital venezolana, el 1er Festival de Rock Iberoamericano (Rock Music 91'). 


A muchos no les sonará este acontecimiento por ser de otras partes del mundo y a otros, tal vez, porque ni siquiera habían nacido. Durante cinco días el autocine de EL Cafetal, en Caracas, apagó la ficción de sus proyectores para que miles de personas disfrutáramos en cada una de esas jornadas de la realidad del rock iberoamericano,  que estaba  en una fase de consolidación regional.





A mi parecer este festival de rock Iberoamericano fue uno de los primeros grandes eventos en el continente que logró reunir a algunos de esos grandes exponentes: Soda Stereo, Fito…

¿Quién tiene la culpa?

Misterios de la música
TUM PA, TUM PA, TUM-TUM PA... Este no es un lenguaje pre-histórico, es la codificación en letras de uno de los tantos ritmos que casi siempre está sonando en mi cabeza. Es una batería la que está en mi "azotea", el instrumento musical pasión desde la infancia. Pueden pasar los años pero la atracción se mantiene en alta intensidad. No importan los contratiempos, vender la batería de mi vida (Tama RockStar la negrita), vivir en ciudades donde los apartamentos tienen paredes de papel (Barcelona, Madrid), etc., etc., etc. Siempre, siempre la batería me acompaña, está en mi cerebro.
No encuentro explicación para este conexión tan fuerte con ese instrumento. En mi caso, el único miembro de la familia que ha sido músico instrumentista es el tío Franklin (Altuna), un virtuoso del violonchelo, con un oído prodigioso y con un curriculum no menos impresionante.  Entonces ¿Quién me ha contagiado con ese virus perpetuo durante mi infancia? ¿Quién tiene la culpa de la…